viernes, 17 de junio de 2011

“CAMINO AL SOCIALISMO”

SATIRICOSASEscuhaba a ese hombre de 92 años hablar y la garganta se me cerraba de emoción y de admiración por la lucidez y la estructuración de su discurso , por la nobleza de las ideas , la veracidad, la honestidad y la congruencia con que se expresa el doctor Pablo Sandoval , autor del libro que se presentó la mañana del 11 de junio 2011, en la Sala Delfos, Costa Azul , Acapulco, una edición de abril 2011 de la UAG, la Universidad Autónoma de Guerrero.

- Manú Dornbierer –


Ya había leído algunos fragmentos del libro vibrante, vigoroso y además divertido que relata la vida y la larga lucha democrática del que fuera candidato a la gubernatura compitiendo contra José Francisco Ruiz Massieu, en 1987. Pero en un libro alguien te puede dar una mano, en cambio escuchar al Doctor explicarlo sin notas, sin apuntadores y sobre todo sin brizna de la asqueante mentira y demagogia a la que nos tienen acostumbrados los políticos, fue para algunos de los presentes que no conocíamos la fuerza directa del corazón y del cerebro del Pablo Sandoval, una experiencia fresca que nos enriqueció y que en lo personal me consoló de la desolación que a veces emana de la izquierda (en todo México y en otros países, como España en este momento ) , sobre todo en Guerrero gobernado por el PRI a veces con insoportable brutalidad militar como lo prueba la eterna guerra sucia contra los campesinos , pero que logró gobiernos municipales de izquierda que a la hora de la hora no lograron convencer.
Un ejemplo de la corrupción peligrosa de los partidos políticos a los que sólo les interesa GANAR ,y no el bien del pueblo, fue la gubernatura “de izquierda” de Zeferino Torreblanca, un oportunista con ideas de derecha al que una extraña combinación de Fox y Cárdenas llevaron como alcalde de Acapulco al poder a través del PRD y de ahí al poder ejecutivo estatal. Fue decepcionante desde el principio por falsa e incompetente. Torreblanca es sospechoso de autoria intelectual del asesinato de Armando Chavarría, aquel al que le había birlado precisamente la elección interna perredista, a ciencia y paciencia del cardenista Leonel Godoy hoy asediado gobernador de Michoacán, ya que Calderón y su hermana “Cocoa”, a su vez cercana al “novo izquierdoso” Jesús Ortega, quieren a fuerza establecer su bunker en ese estado a punta de “michoacanazos”.
SOCIALISMO .
Pero volviendo al libro “Camino al Socialismo”… Cuenta la historia en el siglo pasado de un hombre guerrerense de 92 años. Pero es un libro moderno y universal ahora que cada vez más ciudadanos en México y en el mundo se dan cuenta de que un socialismo verdadero es el único camino para sacar al planeta del hoyo negro en que lo ha metido el capitalismo exacerbado y criminal que es el llamado neoliberalismo, cuyo simplista formula es “TODO PARA UNOS CUANTOS” en contraposición al que podríamos llamar lema solcialista moderno “TODO PARA TODOS”.
Giulio Santosuosso en su libro de 1998 “El Socialismo del Siglo XXI” , informaba que en el mundo está en curso una extensa realineación ideológica, consecuencia del cambio de paradigma en curso en la economía. El viejo modelo ha muerto,dice, pero todavía no han aparecido los nuevos criterios que permitirán la realineación conceptual. Para contribuir a la búsqueda de dichos criterios, propone releer la historia de la economía política, porque en su opinión algunos de ellos no logran hacerse manifiestos por confusiones conceptuales en esa disciplina: la primera, ocurrida a lo largo de los doscientos últimos años, identificó al capitalismo con el liberalismo; la segunda, ocurrida en este siglo, identificó al socialismo con el estatismo. Su tesis es que el camino más expedito para alcanzar la sociedad más justa a la que todos anhelamos, se consigue con una alianza entre el socialismo y el liberalismo, una vez que el socialismo haya dejado a un lado al estatismo y el liberalismo haya dejado a un lado al capitalismo.
EL SOCIALISMO UTOPICO
A lo largo de la historia se han dado muchos tipos de socialismo. Los que creen que lo inventaron los filósofos alemanes Marx y Engels, están en el error. Falta de lectura ergo falta de cultura. El socialismo siempre ha existido . Proviene del mundo griego y quizás de otra civilización anterior. El socialismo es un innato sueño de la humanidad. El que haya leído los Diálogos de Platón ( La República) lo entiende. A Cristo se le define como “socialista nato” por su prédica y su proceder. Más tarde el socialismo , aunque no se llamara así, encontró intérpretes como Tomás Moro ( La Utopía ) . Y muchos eventos , como la Revolución Francesa (1789) están vinculados al socialismo.
¿Pero que es exactamente Utopía? La definición de Utopia, en los viejos diccionarios conservadores es ésta:
“Ideal de gobierno en que todo está perfectamente determinado. El concepto procede de la obra de Tomás Moro Utopía, en la que describe la república de la imaginaria isla de Utopía.
Plan o sistema ideal, pero irrealizable. Acción social o proyecto de acción que, presentándose como una negación de la realidad histórica existente, se fija unos objetivos explícitos sin tener en cuenta las formas de organización social que permitan alcanzar tales objetivos”.
O sea NO SE PUEDE SER JUSTO . NI lo pienses , Tomás Moro. No es correcto anhelar justicia, comida, educación , salud , oportunidades de superación , para TODOS, sólo para unos cuantos , para un muy flaco sector de humanidad como sucede . .En cambio sí se debe ORGANIZAR UN ORDEN SOCIAL EMPRESARIAL-TRANSNACIONAL, COMO EL ACTUAL, BASADO EN UN UNICO VALOR , EL DINERO.
En la enciclopedia más moderna y dinámica de Wikipedia, INFORMACIÓN Y PENSAMIENTOS DE TODOS PARA TODOS, se define más ampliamente:
“El concepto utopía designa la proyección humana de un mundo idealizado que se presenta como alternativo al mundo realmente existente, ejerciendo así una crítica sobre éste. El término fue concebido por Tomás Moro en su obra Dē Optimo Rēpūblicae Statu dēque Nova Insula Ūtopia, donde Utopía es el nombre dado a una comunidad ficticia cuya organización política, económica y cultural contrasta en numerosos aspectos con las sociedades humanas contemporáneas a Tomás Moro. Sin embargo, aunque el término fue creado por él, el concepto subyacente es anterior. En la misma obra de Moro puede observarse una fuerte influencia e incluso directa referencia a La República, de Platón,1 obra que presenta asimismo la descripción de una sociedad (…) En oposición al concepto de utopía, existe el término distopía” .
Y la define así : Una distopía,1 llamada también antiutopía, es una utopía perversa donde la realidad transcurre en términos opuestos a los de una sociedad ideal. El término fue acuñado como antónimo de utopía y se usa principalmente para hacer referencia a una sociedad ficticia (frecuentemente emplazada en el futuro cercano) donde las consecuencias de la manipulación y el adoctrinamiento masivo —generalmente a cargo de un Estado autoritario o totalitario— llevan al control absoluto, condicionamiento o exterminio de sus miembros bajo una fachada de benevolencia”. ¡Como la distopía de derecha de Felipe Calderón por ejemplo, con sus 40 mil ejecuciones formales!
Pero en los hechos y no sólo en libros, en el siglo XIX una nueva forma de pensamiento igualitario- que hace sonreír a los cretinos, esos que sólo creen en el dios dinero – se fue desarrollando : el Socialismo Utópico. Fue y es un socialismo que nace de conceptos morales y éticos tanto con carácter personal como general. Proviene del mundo de los verdaderos valores , no de los que hoy por hoy se llaman también descaradamente “valores” sin serlo , y se cotizan en las voraces Bolsas mundiales llevando al planeta al caos conocido.
Se llamó a esa corriente de pensamiento ¡y de acción! Socialismo Utópico, por su romanticismo e idealismo, que concebía una sociedad justa en la que debían participar sin excepción todos los ciudadanos. Dentro de esa corriente “ utópica”, destacó el galés Robert Owen (1771-1858) que a los 20 años se convirtió en director de una fábrica de Tejidos en Manchester (saludos,Chicharito) una excepción luminosa para su época. Rico empresario, dueño de fábricas, creía , como el filósofo Jean-Jacques Rousseau en el siglo anterior, en la bondad natural del hombre y en la influencia del medio ambiente. Y se dedicó a mejorar las condiciones de vida y de trabajo de sus obreros, creó escuelas y sistemas de salubridad, disminuyó el consumo de alcohol, moderó el trabajo infantil tan “natural” en su época , y mantuvo salarios altos. Como socialista utópico se opuso radicalmente al individualismo basado en la ambición de “poseer”, al que consideró fuente del mal social. Con su fortuna intentó hacer experimentos aún más tangibles : creó cooperativas, introdujo el trabajo social y fue el padre de la legislación industrial, que después la ambición corruptora distorsionó. Y aquí permítaseme un recuerdo personal en honor a mi padre Enrique Dornbierer , un industrial del pasado siglo XX , quien sin etiquetarse, fue en México un socialista utópico muy querido y estimado por la gente que lo trató Y que trabajó en las fábricas que creó.
Si los ricos de México fueran como Robert Owen, México no sería hoy el desastre que es . No hubieran impuesto con los Bush a Calderón.
Hubo otros socialistas utópicos que sobreviven a su época. Les platico de dos : Claude Henri, conde de Saint–Simon (1760-1825), participante en la guerra de independencia de Estados Unidos, que pensaba que la nueva sociedad debía asentarse sobre la industrialización y que sus dirigentes debían ser científicos. Su tarea era a dirigir la sociedad hacia un bien común, basado en el derecho comunitario al trabajo, la propiedad, la herencia, la libertad personal y el derecho a competir. Y Pierre–Joseph Proudhon (1809-1865), político y filósofo, criado en una familia de campesinos y artesanos franceses , cuyo padre Claude Proudon consideraba que la cerveza que fabricaba debía venderse lo más barato posible , sólo agregando al costo, tan solo el salario de su trabajo, ya que "hubiera creído robar si hubiese cobrado más”.
En esta pléyade de socialistas inolvidables cabe con honor el Doctor Pablo Sandoval.
T: @manouscrita
Fuente: Tiempo de Mujeres

Ir arriba

ir arriba