lunes, 19 de mayo de 2008

Se vende: País con vista al Mar


"Van desnudos en el seno de la miseria,sin más recurso que embriagarse en su brillante resolución" José Artigas.
Reglamento de Tierras de 1815.
No es mi intención transcribir todo el reglamento de tierras que Artigas fue su promotor. Sólo tomar algún punto para comparar la realidad de nuestros días.
La tenencia de la tierra es un tema pendiente, no sólo en Uruguay, en toda nuestra América Latina. Por lo demás ante el tema candente del encarecimiento de los alimentos a nivel mundial; alimentos y tierras van mano a mano.
El reglamento de tierras se basaba en la muy conocida frase de nuestro Don José:
"que los más infelices sean los más privilegiados". Artigas se refería a los negros libres, los zambos, los indios, los criollos pobres. También serían agradecidas las viudas con hijos, los casados a los americanos solteros y estos a cualquier extranjero.
"Los terrenos repartibles son todos aquellos de emigrados, de malos europeos y peores americanos".
La reforma agraria artiguista se basaba en el reparto de tierras. de las grandes propiedades, muchas veces ocupadas ilegalmente, o donadas por la corona española.
El proyecto artiguista fracasó. Los terratenientes, la oligarquía, los traidores, los malos europeos y peores americanos se encargaron de ello. Los sueños de soberanía y justicia social artiguistas iban más allá de la Provincia Oriental, la Federación, era el sueño de la Patria Grande.
La realidad actual.
Actualmente en Uruguay existe una preocupación por la extranjerización de la tierra. En el año 2000, el 17% del territorio nacional había sido extranjerizado, sin contar con las sociedades anónimas (censo agropecurario 2000).
Este proceso se ha acelerado significativamente fundalmentamente en:
1)Cultivo de soja principalmente por agricultores argentinos.
2)Brasileros vinculados a la cultivación de arroz, que se mantienen como productores en Brasil, que compran y plantan en Uruguay.
3)La forestación, que siguen aumentando de forma explosiva, empresas multinacionales de Chile, Estados Unidos, Filandesa, Española,Sueca.
4) Compras de tierra para el mantenimiento de ganadería extensiva, o simplemente como una inversión más.
La producción de biocombustibles a nivel internacional, será una realidad muy cercana para los uruguayos, donde veremos aún mas la extranjerización de nuestro suelo.
Este es el producto de los malos europeos y los peores americanos del que Artigas nos hablara. Atrás quedó el tiempo de los grandes terratenientes "criollos", oligarquicos, herederos de las tierras ilegalmenente ocupadas o donadas por la corona española.
En la actualidad, según la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República, la cifra actual es del 25% del territorio nacional, dentro del cual no están incluidas las sociedades anónimas. En la actualidad no hay ningún registro al que se pueda acceder y no se conoce realmente la magnitud de tierras que se adquieren.
En Uruguay no existe ninguna ley que proteja la venta del territorio nacional. El ex Ministro de Ganadería, José Mújica, en una discución con la facultad manifestó que hay una iniciativa que se ha generado en los últimos años de implantar un impuesto del 5% de las transacciones de la tierra.
Los precios de la tierra para los uruguayos están fuera de sus posibilidades, en cambio para los extranjeros la tierra es barata, un impuesto del 5%, no es nada que los asuste.
La semana pasada, los dirigentes del FA, se llenaban la boca, con las más de 400 leyes, que se han aprobado en lo que va del mandato. Ninguna de ellas, es una ley que proteja la venta del territorio nacional. Por qué?
No es un tema que le preocupe al gobierno, todo lo contrario, porque presentan la inversión extranjera como algo positivo. El discurso diario de los beneficios de las inversiones extranjeras, no aceptan críticas, y lo dejó muy claro el presidente: "Por un lado los negocios, por otro la idiología".
La idiología se hace oir: En la voz de los asalariados rurales.
Los asalariados rurales organizados definieron en el año 2002 que "la tierra, el agua y las semillas son bienes pertenecientes a toda la sociedad", principio adoptado por la Central PIT-CNT, en su 8o Congreso.
La ocupación de tierras de Colonia España, de la Colonia Eduardo Acevedo, de Kiyú, de Tacuarembó, comienzan a marcar un camino para frenar los monocultivos, los latifundios, la extrajerización de la tierra y la lucha por la soberanía alimentaria.
Estos compatriotas que hoy ocupan tierras, son los que llevan adelante paso a paso los principios artiguistas "que los más infelices sean los más privilegiados".
No es un regalo, no es una reforma agraria, no es el resultado del gobierno progresista, es el resultado de años de lucha, de sacrificios, miserias, cárcel, persecución, y muerte. Es el legado dejado por Raúl Sendic, por la formación de UTAA.
Es el camino de la emancipación de un pueblo. De un pueblo, que aún en las ciudades no se ha sumado a estas luchas. Qué no la hace suya. Que no ve hacia en interior de su tierra. Que parece no comprender que el encarecimiento de los alimentos no guarda relación con la tenencia de la tierra y la producción.
DEMOS NUESTRO APOYO A LOS TRABAJADORES RURALES.
VIVA LA OCUPACIÓN DE TIERRAS!

No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba