lunes, 30 de abril de 2012

Una multitud participó de la octava marcha contra Botnia convocada por la Asamblea de Gualeguaychú

La Protesta que no cede
Por octavo año consecutivo, Los vecinos de Gualeguaychú,volvieron a reclamar el desmantelamiento de la pastera ex Botnia, marchando al Puente Internacional General San Martín, que une esa ciudad con la uruguaya de Fray Bentos, donde se encuentra emplazada la pastera. Una multitud avanzó por el puente internacionnal San Martín y reclamó que "el río Uruguay debe ser declarado en forma inmediata en estado de desastre y deben empezar ya las acciones para su recuperación"."En sus 1500 días de funcionamiento", la pastera arrojó "más de 30 mil toneladas de desechos tóxicos al río y "más de 38 toeneladas" de contaminante al aire"s sostuvieron.
En la proclama plantearon que el vertido de las cloacas y la contaminación provocada por la agricultura industrial convierten al río Uruguay en "una inmensa cloaca", pero advirtieron que los miles de contaminantes que arroja la planta son "determiantes"
Por otra parte, aseguraron que los controles no se están realizando adecuadamente. Los asambleístas reclamaron que el río sea declarado en estado de desastre. “Deben empezar ya las acciones para su recuperación, empezando por los proyectos de dragado.”

Participaron en la marcha el intendente Juan José Bahillo, el ex gobernador Jorge Busti, la diputada nacional de Proyecto Sur Alcira Argumedo, el ruralista Alfredo De Angeli, ambientalistas de Colón y de la asamblea de Tinogasta.
Miles de personas se movilizaron este domingo desde las 13 hacia el puente internacional General San Martín en rechazo a la instalación de la empresa Botnia en Fray Bentos, y volvieron a exigir allí el “retiro” del emprendimiento papelero de la región. Aún no hay cifras exactas de la cantidad de vecinos que se sumaron a la 8ª marcha al puente internacional San Martín (que conecta las ciudades de Gualeguaychú y Fray Bentos), pero desde la organización aseguran que se mantienen respecto de 2011.
Cristina Limba, miembro de la Asamblea Ciudadana comentó que “hasta la madrugada estuvo lloviendo. El día es horrible y sin embargo la gente acompañó, como todos los años”. Agregó que estuvo presente en la marcha Monseñor Jorge Eduardo Lozano. “A las 13, representantes de distintos credos realizaron una oración ecuménica pidiendo por el cuidado del medioambiente”.
Limba contó además que se hicieron presentes representantes de distintas entidades y asambleas ambientales, incluso de otras partes del país. “Desde Montevideo vino un colectivo de la Asamblea del Callejón”, dijo.
“La concurrencia nos demuestra que Gualeguaychú sigue cumpliendo con su compromiso con el medioambiente y con su lucha”, dijo vía telefónica en momentos en que se leía la proclama arriba del puente.

Los asambleístas reclamaron que el río sea declarado en estado de desastre.
 “Deben empezar ya las acciones para su recuperación, empezando
 por los proyectos de dragado

El conflicto se agravó
Pasadas las 15 y luego de entonar el Himno Nacional Argentino y el Himno Nacional Uruguayo, se leyó sobre el puente que une ambos países, la proclama de la octava marcha en defensa del río Uruguay.
“El río Uruguay viene a mostrarnos las heridas por la acción criminal de quienes lo están destruyendo con la complicidad de quienes deberían evitarlo. Quienes estamos aquí expresamos que ya no da más que ya estamos llegando al límite del desprecio a la naturaleza”, expresaron desde la Asamblea Ciudadana Ambiental Gualeguaychú.
“La marcha confirma que la determinación de nuestro pueblo es firme”, señala la proclama, y haciendo alusión al chamamé de Anibal Sampayo, agregaron: “Aquel cielo azul que viaja ya no es, y en su lugar una enorme masa de agua de color verde que se extiende por todo su cauce hiere nuestra retina”. “Nuestro río hoy es una inmensa cloaca producto del vertido de las cloacas y de la agricultura industrial pero en forma determinante por los miles de contaminantes que arroja esta planta. Esto no sería posible sin la complicidad por acción u omisión de quienes tienen la responsabilidad de gobernarnos y han actuado con maliciosa negligencia. Los análisis técnicos, las inspecciones a la planta y la sola observación de las aguas del río confirman los peores pronósticos, peores aún que los más pesimistas anticipos”.
También reclaman que “el río Uruguay debe ser declarado en forma inmediata en estado de desastre y deben empezar ya las acciones para su recuperación. Empezando por los proyectos de dragado”.
En ese sentido, en la proclama se agrega: “Repudiamos la complicidad del Estado uruguayo, los gobiernos de Vázquez y Mujica no sólo nos mintieron a los ciudadanos de ambas orillas, sino que ahora con el desarme de la Dinama (Direccion Nacional de Medio Ambiente) y su nueva estructuración confirman la necesaria complicidad de toda una clase política que a espaldas de nuestros pueblos negocia y vende nuestra naturaleza, nuestra salud y nuestro futuro. Esta semana negaron la colocación de la boya de control porque saben que ello hubiera provocado la expulsión de la empresa”.
El mensaje es contundente respecto al monitoreo: “El control y monitoreo que acordaron los gobiernos no conducirá jamás a la erradicación de la planta”.
Y reitera: “Esta nueva marcha confirma que la voluntad de nuestro pueblo es inquebrantable y que nuestra conciencia social y ambiental marca un antes y un después en las luchas por la sobrevivencia y por la vida”.
Limba, al respecto dijo que “hay un fallo de la Corte de la Haya que no se está cumpliendo, ya que en uno de los artículos indicaba que se debía controlar por medio de un monitoreo y brindar información oficial acerca de estos controles. El río Uruguay dice basta. Extraoficialmente nos indicaron que la planta está arrojando efluentes crudos al río y que la temperatura del agua es más alta que lo normal”, aseguró la asambleísta.
En cuanto al motivo de la falta de informes por parte de la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU), Limba sostuvo que ambos gobiernos, argentino y uruguayo deben estar de acuerdo y “los uruguayos no permiten que se publiquen los informes”. El lema de este año es Unidos por la Naturaleza. “Trae un contenido muy fuerte de que no estamos cuidando el planeta. El acuifero guarani, la reserva de agua dulce más importante del planeta, está bajo la pastera Botnia. Pedimos a gritos que los gobiernos tomen conciencia de lo que está pasando en el río Uruguay, que dejen de lado situaciones e intereses personales porque esta planta no puede seguir en este lugar

Fuente: El Debate

Ir arriba

ir arriba