lunes, 4 de abril de 2011

¿El Endosulfán a Estocolmo?: el debate sobre agroquímicos en Argentina

El martes se realizó una audiencia pública convocada por la diputada Cecilia Merchán (Proyecto Sur) y la Red de Acción de Plaguicidas y sus Alternativas en América Latina (RAP-AL). El objetivo: debatir sobre la prohibición del endosulfán a través de su inclusión en el Convenio de Estocolmo sobre los Contaminantes Orgánicos Persistentes (COPs) al que la Argentina está suscripto desde 2005.

La quinta Reunión de las Partes de la Convención se realizará a fines de este mes en Ginebra, Suiza, donde también se decidirá si el glifosato se incorporará al anexo A para empezar la supresión de su uso en todo el mundo de manera gradual. Esto fue adelantando por ComAmbiental en octubre pasado, cuando se confirmó que un comité técnico de la ONU aconsejaba su prohibición, como ya se hizo en varios países como Brasil y Paraguay.


La audiencia.Tanto miembros de ONGs, como diputados y representantes de las cámaras del sector de fertilizantes y agroquímicos, se hicieron presentes en la audiencia para dar su punto de vista. Se esperaba también la asistencia de portavoces del Gobierno Nacional, como del Ministerio de Salud o de la Secretaría de Ambiente, pero no acudieron por lo que se presentará un pedido formal.

El doctor Medardo Avila Vázquez de la Universidad Nacional de Córdoba y coordinador del Primer Encuentro de Médicos de Pueblos Fumigados habló de la peligrosidad del endosulfán, basado en estudios realizados en Córdoba. Destacó que las malformaciones congénitas se cuadruplicaron desde 2004, casualmente a medida que aumentó también la superficie cultivada de transgénicos y el uso del endosulfán sobre los mismos.

La agrupación Madres de Ituzaingó (del Barrio Ituizaingó de Córdoba) brindó su testimonio sobre los problemas de salud que les acarrea vivir bajo las fumigaciones aéreas de los campos vecinos. Informaron que el 33% de la población del barrio muere a causa de tumores.

Una de las madres, Susana Gatica, hizo una importante denuncia: se están vendiendo lotes para construir arriba de los terrenos contaminados con endosulfán. Señaló también que desde el gobierno no reciben respuesta a sus reclamos y expresó que "la presidenta nos mandó pensiones pero esa no es la solución; la solución es prohibir los agroquímicos".

El panorama en Chaco y Santa Fé. Chaco cuenta con dos grandes arroceras: San Carlos SRL y Cancha Larga SA. La Leonesa y Las Palmas son las localidades más cercanas a las mismas y en ellas se denunciaron numerosos casos de afecciones por intoxicación con endosulfán. La Comisión de Contaminantes del Agua realizó un informe y tras muchas idas y vueltas, el diputado provincial de Chaco Carlos Martínez (Libres del Sur) pudo acceder a sus resultados que recomiendan la suspensión de las fumigaciones aéreas.

Por su parte, la doctora Graciela Gomez de la ONG Ecos de Romang detalló el panorama legal santafesino. Mencionó que la ley provincial prohibe la fumigación a menos de 500 metros de las casas pero que en la actualidad se realizan a 100 metros gracias a una ordenanza que desobedece la ley. Gomez comentó que "el gobernador no cumple con la ley ni con la Constitución Provincial ni con la Nacional". No es de extrañar, ya que fue Hermes Binner quien opinó que "hay que desmitificar la toxicidad del glifosato".

¿El algodón o la gente?
 Las cámaras del sector de fertilizantes tuvieron su voz en la audiencia. Juan Cruz Jaime de la Cámara de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes (CASAFE) se mostró conciliador diciendo que "en la discusión hay que complementar medioambiente, tecnología y agronegocios". En tanto, Andrés Arakelian de la Cámara de la Industria de Fertilizantes y Agroquímicos (CIAFA) encendió la polémica al decir que el endosulfán es la única solución contra el picudo algodonero y que sus alternativas son nocivas para las abejas, afectando a la industria de la miel del país.

Fue entonces cuando Avila Vázquez le contestó luego que "si no hay alternativa al picudo algodonero, yo creo que primero hay que pensar en la gente". Y agregó: "Nosotros no decimos que hay que dejar de fumigar, decimos que dejen de fumigar sobre la gente", porque "no es un medio el ambiente, el ambiente somos nosotros".

Cecilia Merchán fue la encargada de cerrar la ronda de oradores y sintetizó las intervenciones comentando que este modelo productivo, hijo de los neoliberales '90, es el que tiene a la población de rehén. Por un lado porque se autoproclama como el único modo de producir e incluso hace que sea complejo producir de otra forma, y por otro lado porque nos hace rehenes incluso de los productos que comemos.

Video realizado por Ecos de Romang
Nota: http://www.comambiental.com.ar/2011/04/el-endosulfan-estocolmo-el-debate-en.html

Ir arriba

ir arriba