sábado, 16 de abril de 2011

Uruguay: Sustancia negra - Leticia Taborda

Leticia Toborda, docuentalista afrouruguaya, hace una reflexión sobre el papel de los afrodescendiente en su país y su participación en las políticas de Estado.

En la base del cerebro humano, hay una sustancia -llamada sustancia negra- cuya integración es imprescindible para el aprendizaje del movimiento. De la misma manera, que lo es la integración de todos los grupos étnicos para el desarrollo de una sociedad

Múltiples son los factores que nos llevan a reflexionar la importancia de la sustancia negra no solo en nuestros cerebros, sino también en la sociedad, en su entramado, en nuestra cultura Americana. La importancia del desarrollo e igualdad de Oportunidades no solo está en lo políticamente correcto, está comprendido nuestros órganos, en lo que somos en eso que llamamos ser Humano.


En Uruguay la población afro promedia un 10% de la población, es decir, un equivalente a 300 mil personas. Desde su llegada como grupo étnico hasta nuestros días podemos visibilizar como la sustancia negra ha transformado la realidad uruguaya en todos sus ámbitos.

Las calles de la ciudad, las construcciones, la explotación del agro, el comercio, los servicios, la alimentación, la formación de los niños, las leyendas, el tejido, el ornamento, los ritmos, la danza, los instrumentos. Las mujeres y los hombres afro hicieron la historia de este país, al igual que el resto de los grupos étnicos, la diferencia es lo que pasa hoy con ser afrouruguayo.

Antes, nadie estaba muy de acuerdo en manifestar su mestizaje con lo negro, desde el toque de los tambores del candombe hasta la relación humana que trae hijos con características de la africanidad.

Hoy todo parece cambiar pero ¿por qué las denuncias contra racismo crecen?, ¿el clasismo y el racismo pueden hacer que las personas renuncien a sus trabajos, mueran en un hospital por negligencia, dejen la universidad o un deporte, se afilien a la droga y a la muerte prematuramente, no accedan a la igualdad de oportunidades, no entren a un centro bailable por su pelo o color?

¿Cómo ve el uruguayo al afro, a su aporte? ¿por que debe vivir la diferencia en la armonía humana?. Y el Estado ¿qué papel juega? ¿cómo resolvemos los incumplimientos y nos obligamos a accionar? ¿qué ven los afrouruguayos/as cuando se ven al espejo?... Preguntas que se resumen en una sola: ¿Qué sustancia negra generamos entre todos para pensar hacia adelante y juntos como avanzar?

En discusión se encuentra una nueva Ley de Comunicación que entre otras faltas, no tiene en su comisión a alguien que aporte sobre la esencia afrouruguaya. Es más, es una ley que pretende dar equidad a la representación visual y de contenidos comunicacionales de los diferentes grupos sociales, a nivel nacional y regional.

Otro punto interesante es que las campañas de sensibilización afro son en algunos casos contradictorias y hasta violentas. Sin llegar a expresar la realidad de los sectores más bajos de la población, donde el mensaje comunicacional es claro y merece ser retratado en los medios.

Ni superhéroes, ni motas, ni conductores de programas radiales o televisivos, ni pautas publicitarias, ni profesionales, ni económicamente fértil, ahí es cuando nos convertimos en invisibles. ¿Cómo puede mejorar la estadística de la autoestima a si no hay modelos de referencia en el imaginario colectivo afrouruguayo?

Es por esto y mucho más que un plan nacional de comunicación afro debe comenzar sin segmentar a la sociedad uruguaya pero si conociéndola un poco más y activando el pensamiento de la diversidad.

Leticia Rodriguez Taborda es productora audiovisual, escritora y gestora cultural de la Casa de la Cultura Afrouruguaya. Directora del documental “Las Otras, Nosotras”. Elabora y produce proyectos culturales Afrodescendientes. Estudió en Israel, España y Uruguay, en vinculo con la multiculturalidad y lucha contra el prejuicio.

Fuente:Revista Quilombo

Ir arriba

ir arriba