martes, 17 de abril de 2012

Chile: De la Dina al Congreso: El caso del Diputado Rosauro Martínez Labbé

Chile: Juicio y Castigo. Nunca Más- No a la impunidad

Dentro del listado de uniformados reclinados y encubiertos en el mundo político, además de los nombres históricamente conocidos por los tribunales, figuran nombres como el del controvertido actual alcalde de Providencia, Cristián Labbé, el de Jaime García Covarrubias, asesor del Instituto de Defensa Hemisférico de Estados Unidos, y el actual diputado de Renovación Nacional porXpor el distrito 41 de Chillán, Rosauro Martínez Labbé.

Rosauro Martínez Labbé es oficial de ejército en retiro. Con el grado de teniente fue alumno de la Escuela de las Américas, que el Pentágono de Estados Unidos mantiene en Panamá destinado a formar e instruir a los ejecutores de sus políticas de contrainsurgencia y antisubversivas en Latinoamérica. Luego de su especial preparación, se integra a la DINA. Permaneció en este organismo hasta que cambió su denominación por CNI.
Años más tarde, ya en retiro, Pinochet lo designa Alcalde de Chillán; puesto en el que permaneció hasta 1992. A partir de allí, emprende su carrera política teniendo el cuidado de omitir en su currículo y en sus antecedentes su paso por el criminal aparato represivo. Es más, tampoco menciona su carrera militar y anteriormente había negado a la agencia EFE su pertenencia a la DINA. “Cursó su enseñanza básica en el Colegio Seminario de Chillán y continuó la secundaria en la Escuela Militar”, es toda la referencia que hace el diputado a su pasado uniformado.

Lanzado desde la alcaldía de Chillán a la carrera política, se postula y resulta electo diputado como independiente en la elección parlamentaria de 1994 por el mencionado distrito de Chillán. Luego se integra como miembro de Renovación Nacional, el partido de la actual coalición gobernante. Desde entonces, gracias a su militancia RN y al inefable sistema binominal, ha resultado reelegido por cinco períodos consecutivos.
Sin embargo, su paso por la DINA, no es el único capítulo oscuro de su trayectoria uniformada que ha mantenido oculto el diputado Martínez Labbé. También por fuentes ligadas a los familiares de las víctimas de la dictadura, Resumen ha recogido antecedentes que involucran al diputado Rosauro Martínez Labbé en la ejecución de al menos tres miembros del MIR ocurrida el 20 de septiembre del 81 en la localidad de Remeco, en Panguipulli, provincia de Valdivia.

En aquel año, Rosauro Martínez Labbé tenía el grado de capitán y comandaba una compañía de fuerzas especiales del Ejército que tenía su base en Llancahue, Valdivia. Esta compañía formó parte de las fuerzas de elite movilizadas por el alto mando del ejército y la CNI hacia la zona cordillerana de Panguipulli destinadas a aniquilar un grupo del MIR que se encontraba operando en la zona montañosa.
Durante la mañana del 20 de septiembre, la unidad que comandaba Rosauro Martínez Labbé, cercó una vivienda en Remeco Alto adonde habían llegado a pedir refugio y comida tres miristas que huían de la persecución del ejército y de las tropas especiales de la CNI. Una vez que la dueña de casa, de nombre Flora Jaramillo, y su hijo estuvieron fuera de la vivienda, y de que se hubo cerciorado que los miristas se encontraban durmiendo en el interior, Rosauro Martínez ordenó el ataque a la casa con fuego de metralla. Allí resultaron muertos Patricio Alejandro Calfuquir Henríquez, José Eugenio Monsalve Sandoval y Próspero del Carmen Guzmán Torres. La casa quedó totalmente destruida, despedazada por las balas, al punto que el Ejército le instaló una nueva vivienda a la afectada mujer dueña de la casa.
Estos sucesos, ocurridos en septiembre del 81 y en que fueron muertos nueve militantes del MIR, son investigados por la Ministra Emma Díaz Yévenes, de la Corte de Apelaciones de Valdivia, en su calidad de Ministra en Visita Extraordinaria para casos de violaciones a los Derechos Humanos. En la causa que esta caratulada con el Rol N° 1675-2003, la Ministra Díaz ha intentado interrogar al ex uniformado Rosauro Martínez Labbé, pero se ha encontrado con el fuero que protege a los diputados de la república y tras los refugios legales, oficios y subterfugios, que le ofrece su actual investidura, el ex oficial de ejército ha escabullido enfrentar la justicia, preserva su impunidad y se libra de todo mal.

elciudadano.cl

Ir arriba

ir arriba