sábado, 14 de abril de 2012

Por los Derechos de la Niñez Mapuche - Niñez mapuche: derechos sin protección

A pesar de ser uno de los países signatarios de la Convención de Derechos del Niño y del Convenio 169 de la OIT, en Chile los derechos de los niños y niñas mapuche no se encuentran protegidos. Lo sostiene Lorena Fries, directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos, y cita como prueba el dictamen reciente de la Corte de Apelaciones de Temuco señalando que Carabineros actuó de manera arbitraria al agredir a mujeres, niños y niñas durante un supuesto operativo en una comunidad mapuche de la comuna de Padre Las Casas.

- ¿Considera Ud. que hoy en Chile están custodiados los derechos de los niños y niñas mapuche?

.- La educación pública ha sido un tema de amplio debate nacional. ¿Cómo observa Ud. la realidad de la niñez mapuche en este ámbito?, .-Por cierto, los problemas de educación que tienen los niños y las niñas a nivel nacional se refuerzan en el caso de los niños y niñas mapuche, es decir, en temas de acceso y de calidad.  Por lo tanto, y lo hemos planteado siempre, respecto de los niños y niñas mapuche debiéramos tener una política afirmativa, es decir, intencionar un desarrollo que tome en cuenta las particularidades que son constitutivas del pueblo mapuche para la educación de niños y niñas. Por otro lado, para este sector el Ministerio de Educación ha creado programas de biculturalidad, pero estos programas no se están cumpliendo, o se cumplen de acuerdo a ciertas condiciones que no necesariamente están ayudando a la continuidad y la perdurabilidad de la cultura mapuche. Y en ese sentido nosotros estamos levantando información para nuestro informe anual de derechos humanos que se centre en qué significa el derecho a la educación en caso de un niño o niña mapuche




.- ¿Cómo ve Ud. la situación de derechos humanos en lo que respecta a las demandas del pueblo mapuche?.-Hay una situación histórica pendiente, que no termina de cuajar en términos de la relación entre un Estado democrático y el pueblo mapuche. Me parece que eso se expresa en el proceso inacabado de traspaso, de restitución, de tierras ancestrales. Creo también que no se ha logrado establecer mecanismos que no reproduzcan una relación asistencial respecto de los pueblos indígenas, y eso significa que todavía no tenemos cómo establecer un diálogo con el pueblo mapuche fundado básicamente en el respeto a sus sistemas de representación y a través de un mecanismo de consulta que requiere ser agilizado pero también legitimado para poder empezar un diálogo horizontal entre el Estado y el pueblo mapuche.




.-El Estado se ha dado una institucionalidad para realizar esa tarea. ¿Por qué no funciona?.- Yo creo que está agotada y hay muchas críticas sobre lo que hizo en el proceso de restitución de tierras. Por lo tanto, se requiere repensar esta institucionalidad, pero a la luz de las obligaciones que establece tanto la Declaración en materia de derechos de los pueblos indígenas, como el Convenio 169. De todas maneras, son soluciones complejas que van  a requerir, por lo tanto, de un alto grado de legitimidad de parte de las autoridades del mundo mapuche y eso hoy día no se ha logrado, ese diálogo no está todavía establecido



.- ¿Cómo apoyar o impulsar la mayor legitimidad y representatividad de dirigentes y de organizaciones del pueblo mapuche?.- Aquí hay que, primero, asumir que la intervención del Estado chileno en las comunidades indígenas ha producido y ha construido comunidades y autoridades junto con las comunidades ancestrales que no necesariamente son producto de la Ley Indígena. Es decir, hay que hacerse cargo de cómo el Estado ha intervenido las comunidades ancestrales y producido allí autoridad. Hoy día, sin embargo, la autoridad ancestral desde la institucionalidad pública no está reconocida. Yo tengo la convicción de que hay que levantar ese mapa de liderazgos ancestrales producto de las divisiones o la creación de organizaciones municipales producto de la ley indígena. Hay que recoger esa amplia gama de liderazgos que, primero, requiere de una sistematización y un registro, y después de eso hay que empezar a dialogar con los distintos grupos y entregarle la pelota al pueblo mapuche para que diga cuáles son sus contrapartes y su liderazgos para avanzar en una propuesta, por ejemplo, de los temas que tienen que ser consultados a los pueblos indígenas. Entonces me parece que es fundamental establecer el mecanismo de consultas hoy, de manera de poder avanzar en los otros temas, y agilizar por su parte los procesos de restitución de tierras dejando de lado, además, la judicialización del, entre comillas, conflicto mapuche, que lo único que hace es entorpecer y hacer menos eficiente tanto el proceso de restitución de tierras como el diálogo.





http://libertadninos.wordpress.com/2012/04/13/ninez-mapuche-derechos-sin-proteccion/

- Yo creo que en el caso de los niños y niñas mapuche lo que uno tiene es una doble entrada. Por una parte los protege la Convención de Derechos del Niño y la legislación nacional, y por otro lado los protege el Convenio 169 que establece las particularidades de lo que significa ser niño hoy, y mapuche. Sin embargo, en la práctica no están protegidos, y no están protegidos en lo que ha significado la judicialización por la restitución de tierras y lo que ha significado la violencia policial con que se ha respondido frente a los delitos que se cometen en el proceso de restitución o de demanda de restitución de tierras. Y en ese caso -lo ha dicho la Corte de Apelaciones de Temuco en un reciente fallo por un recurso de protección que presentó el Instituto Nacional de Derechos Humanos-, en el caso de niños y niñas mapuche la policía debe atenerse tanto a la Convención como al Convenio 169. Por lo tanto, Carabineros tiene que hacer una labor de discriminación frente a cómo usa la violencia respecto de niños y niñas mapuche.

Ir arriba

ir arriba