sábado, 27 de diciembre de 2014

DE FILOSOFIA Y COSAS PEORES - MICHAEL TORRESINI


Noam Chomsky es un lingüista revolucionario, un férreo defensor de otras revoluciones y un lúcido crítico del sistema hegemónico mundial impuesto por su natal Estados Unidos. Este intelectual imprescindible se ha sentido cómodo en las páginas de La Jornada, que edita los más recientes análisis que Chomsky ha hecho sobre Estados Unidos y su injerencia en América Latina. México, el país más cercano con el cual comparte una larguísima frontera, siendo lo que más padece esta injerencia.
Me gusta la verdad, el reflejo adecuado de lo que las cosas son, y es la responsabilidad de los intelectuales exponerla y revelar las mentiras. Creo que esto sea algo que cada hombre ilustrado y honesto comparte. Y esto escribió Chomsy en uno de sus primeros libros. En años recientes, el diario londinense The Guardian afirmó que Chomsky junto con Marx, Shakespeare y la Biblia, es una de las diez fuentes más citadas en las humanidades y de todos los escritores en esta lista, y es el único vivo.   
 Chomsky constata en el silencio mayoritario de los intelectuales una prueba más de la derrota progresista y percibe más silencio incluso en Europa que en Estados Unidos, tal vez debido a la expectativa que allí se hubiera podido crear el sustrato crítico que impregnó el intervencionismo intelectual europeo hasta los años setenta del siglo XX.
leer más:http://www.cronicatierrablanca.com.mx/vercolumna.php?id=977  

No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba