viernes, 12 de diciembre de 2014

Desafiar la lógica geopolítica - Raúl Zibechi


   Las revoluciones y los revolucionarios siempre caminaron contra la corriente. Se abrieron paso, en particular, contra las idea hegemónicas en el campo de quienes luchaban por construir un mundo nuevo. Si las fuerzas revolucionarias se hubieran limitado a seguir el sentido común dominante en cada época, no hubieran sido revolucionarias. Uno de los desafíos más trascedentes que debieron enfrentar fue no someterse a la lógica de las relaciones interestables. Lo que quiere decir que les haya sido indiferente.  
 Ante nuestros ojos están sucediendo alineamientos que no son novedosos, porque se repiten con asiduad en la historia, pero que resutan como mínimo chocantes, en particular desde el punto de vista ético. Me refiero al alineamiento acrítico con aquellos estados y gobiernos enfrentados al imperio estadounidense y a sus aliados, pero sin cuestionar su carácter opresor en las relaciones internas ni la lógica de gran potencia que utilizan frente a los países más pequeños. 

No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba