viernes, 12 de diciembre de 2014

Los griegos siguen sin ver la luz al final del túnel


 Protestas de pensionistas el miércoles en Atenas/Louisa Gouliaman (AFP) 
María Antonia Sánche-Vallejo, Envíada Especial, Atenas, 12 de dic. 2014 
 Pese a algunos datos económicos positivos, la crisis, y no la convocatoria de elecciones, es lo que de verdad preocupa a la población. 'El chicle griego'. por José Ignacio Torreblanca           
 Pese al discurso oficial, ese que asegura, con un par de indicadores económicos en ristre, que Grecia ya ve luz al final del túnel de la crísis, Atenas encara días inciertos, sumida en una iluminación mortecina que ni siquiera los adornos navideños consiguen animar. No es el escaso trajín en las zonas comerciales, ni el tiempo desabrido y caprichoso; tampoco el nerviosismo que se ha instalado en los partidos políticos -y en sus corifeos, los medios de comunicación- por la convocatoria anticipada de unas elecciones presidenciales vitales para la estabilidad del país . En el ambiente flota mucho más, el cansanio de cuatro años de recortes y la sensación de que, se vote lo que se vote este mes -en tres ronds, del 17 al 20-, nada evitará nuevas dosis de hartazgo, miserias cotidianas y desesperanza. Sobre todo si a una hipotética elección fallida de presidente sigue la celebración "en enero" de las elecciones generales, como anunció el jueves el primer ministro, Andonis Samarás, de la conservadora Nueva Democracia (ND).
leer más http://internacional.elpais.com/internacional/2014/12/11/actualidad/1418327914_844702.html  

No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba