domingo, 29 de marzo de 2015

El intento de los neoconservadores estadounidenses de revisar la historia de la 2ª Guerra Mundial - Wayne Madsen

JPEG - 24.5 KB
 Los eskóganes de la novela "1984", de George Orwell: "La guerra es
 paz", La ignorancia es fuerza", "La libertad es esclavitud"  
 Desde el derrumbe de la Unión Soviética, Estados Unidos viene poniendo en el poder a sus viejos colaboradores nazis en el este de Europa. Al cuestionar el papel de la URSS en la Segunda Guerra Mundial, Washington está tratando de despojar a la actual Federación Rusa de su mito nacional. Estados Unidos prentende alcanzar 2 objetivos: destruir la zona de influencia de Rusia y acabar a la vez con la identidad rusa. Para lograrlo tendría que reescribir la Historia y rehabilitar el nazismo.
 RED VOLTAIRE  -  WASHINGTON   D. C.  (EEUU)  - 2 DE MAYO 2015      
 Después del derrumbe de la Unión Soviética, el ex presidente de Estados Unidos y antiguo combatiente de la guerra fría Richard Nixon dedicó sus últimos años de vida a velar porque Rusia ocupara su lugar en la comunidad internacional. Nixon aconsejó al entonces presidente Bill Clinton sobre la manera correcta de tratar con la Federación Rusa, reconocida internacionalmente como el Estado sucesor de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.    
 lgo que Nixon nunca habría tolerado es la tendencia conservadora a negar el importante papel que Rusia desempeñó en la Segunda Guerra Mundial -lo que los rusos llaman "La Gran Guerra Patria"- y en la victoria de los Aliados contra Alemania nazi. Los actuales dirigentes de Estados Unidos y sus compinches de Gran Bretaña, en el este de Europa y en otros países incluso serían llamados a capítulo por Nixon por haberse negado a participar en la ceremonia anual del 9 de mayo, o "Día de la Victoria" en Moscú. 
leer más El intento de los neoconservadores estadounidenses de revisar la historia de la 2ª Guerra Mundial  


 

No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba