martes, 24 de marzo de 2015

Monseñor Romero: Si me matan, resucitaré en mi pueblo

Monseñor Romero
San Romero de América camina junto a los pueblos de nuestro continente
Monseñor Oscar Arnulfo Romero, 15 de agosto de 1917 - 24 de marzo de 1980    
 Adolfo Pérez Esquiel   
 Los mártires son semillas de vida que siembran la esperanza y fortalecen los caminos de la fe. Ellos han fecundado el continente de la Tierra Fecunda -"Abya Yala"- por la fuerza de la palabra profética y el testimonio de vida de quienes tuvieron coraje y la fe caminar junto a la Iglesia Pueblo de Dios. Sus voeces se alzaron en todo el continente y el mundo. Así fue en el país hermano de El Salvador, sometido a la violencia con más de 70 mil muertos, exiliados y perseguidos. De ese dolor surgió una voz que fue la guía y esperanza, denunciando la violencia y reclamando el respeto a la vida y dignidad del pueblo sometido a la guerra civil y la dictadura militar. 
 Fue la voz de Monseñor Oscar Arnulfo Romero, quien vive la conversión del corazón y abraza el camino de la Cruz, como señala San Palo: "para algunos es locura, para otros es vida y redención.  
leer más Monseñor Romero: Si me matan, resucitaré en mi pueblo  


No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba