jueves, 18 de diciembre de 2014

Crecer con el carbón


 En India los niños trabajan en las minas de carbón pese
 a estar prohibido/ Angel L. Martínez Cantera   
 Miles de familias malviven con el negocio ilegal de carbón en Jharkhand. Empresas y autoridades lo ignoran mientras India basa su crecimiento en esta fuente de energía. Fotogalería Cuando la única salida está bajo la tierra.
 Ángel L. Martínez Cantera  - Jharhand, India  17 dic. 2014          
 Los susurros guían los pasos en la oscuridad, sobre el suelo resbaladizo e irregular, el aire espeso de humedades y gases, embriaga los pulmones mientras se van iluminando las grutas, intrincadas, con la intermitencia de las linternas, creando así una danza de sombras en una galería de poco menos de dos metros de altura. En ella trabajan una veintena de personas, en cuclillas, arrodilladas, en sandalías, descalzas... Los hombres pican la roca al bermallón tenue de un candil.
Los niños y las mujeres sacan baldes con kilos y kilos de carbón y se desvanecen en la luz cegadora de la mañana.

 Kishor Kumary de ocho años, frunce el ceño al salir de la mina y unas diminutas líneas blancas se le dibujan en la comisura de los párpados, sobre el negro del hollín: "Trabajamos en el rat-hole- agujero de rata, concepto usado al referirse a las galerías abandonadas- por la mañana antes de ir a la escuela y mis padres me dan algo de dineros a la semana". Los colegios ya han abierto mientras Kishor y su famila martillean las rocas de carbón que embalan en sacos. "Cuando llegamos a los 200 kilos, los transportistas nos pagan 200 rupias (2,6 euros). Pero también tenemos que descontar los sobornos a la policía", cuenta el padre.  
  leer más:http://elpais.com/elpais/2014/12/10/planeta_futuro/1418228940_115389.html 

No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba