martes, 28 de octubre de 2008

Uruguay: Nueva Palmira en peligro

Nueva Palmira, 26 de octubre de 2008.

Por un futuro con trabajo y dignidad
Paremos la destrucción
No a Río Tinto y Cartisur a orillas del río Uruguay
Como vecinos de Nueva Palmira y Colonia Agraciada, rechazamos la instalación de dos nuevos puertos privados a orillas del Uruguay. No hacen falta estudios científicos ni técnicos para comprender que convertir nuestra ribera en depósito de hierro, carbón, combustibles y material celulósico, con un tránsito de buques transatlánticos permanente, pone en riesgo la producción rural, la pesca, la apicultura, el turismo y la provisión de agua potable para toda la población. Además de destruir nuestra red social e identidad cultural.
Río Tinto es una de las empresas mineras más importantes del mundo que tiene una larga trayectoria en devastación a lo largo del planeta. El 28 de abril de este año Noruega decidió retirar sus inversiones en dicha empresa, 604 millones de dólares, para no ser cómplice de “destrucción ambiental” en Indonesia. Hoy Río Tinto anuncia su instalación en Colonia Agraciada, frente a un importante emprendimiento turístico, ocupando tierras insólitamente vendidas por el Instituto de Colonización, en una región en donde habitan decenas de familias de productores rurales y apicultores. Allí se depositarán y manipularán toneladas de hierro y carbón que cargarán en barcos con destino al primer mundo, para exportar el mineral extraído en el corazón de Brasil. Un inmenso puerto privado que solo dejará el aire y agua enrarecidos y un puñado de puestos de trabajo que no es comparable con los productores y pescadores que serán expulsados de su lugar, además de frustrar una inversión turística ya iniciada.
Cartisur se propone como un puerto en zona franca, depósito de combustible en una de las barrancas más bellas del río Uruguay, la Barranca de los Loros. Se anuncian decenas de chimeneas que escupirán dióxido de azufre y llamaradas, producirán un ruido infernal y bastantes riesgos de accidentes. Todo para abastecer a los buques sin pagar la nafta uruguaya, evadiendo todos los impuestos gracias a las regalías que ofrece Zona Franca. También en este caso, se contrapone con grandes inversiones turísticas en curso.
Desde hace varios años estamos advirtiendo, como vecinos de la zona, sobre la imprudencia de estas políticas. Isusa marcó la primera alarma. A principios de año, con absoluta negligencia, la empresa depositó 8.000 toneladas de azufre a cielo abierto en un galpón en construcción. A pesar de haberlo denunciado en su momento, todavía no pudimos acceder a los análisis que exigimos a la DINAMA para verificar un posible impacto de azufre sobre agua y tierra. Fueron necesarios nueve meses y la junta de mil firmas para que OSE aceptara realizar los análisis requeridos para tranquilidad de la población. En estas condiciones, nos negamos a avalar nuevos emprendimientos que pueden significar el fin de nuestra región.
Todo esto ocurre en una ciudad-puerto hasta ahora tranquila, que no tiene saneamiento, carece de rutas preparadas para el tránsito de centenares de camiones y desde hace años denuncia la precaria calidad del agua potable que consume.
No encontramos razones que justifiquen el desatino de fomentar un desarrollo industrial desproporcionado con la infraestructura local, sin contar con laboratorios propios para realizar seguimiento alguno y que crecerá al amparo de Zonas Francas que no dejan ganancias al país.
Como consideramos que no se trata de un problema local, sino que aquí se refleja un modelo de desarrollo irracional que solo brinda ventajas a monopolios extranjeros cuyo único objetivo es extraer los principales recursos de nuestro continente al menor costo posible, y conscientes de que no tenemos la fuerza necesaria para detener semejantes monstruos económicos, pedimos la adhesión de todos aquellos orientales que todavía crean que otro mundo es posible.
Detengamos la destrucción, el futuro es hoy.

NO A RIO TINTO
NO A CARTISUR
FUERA ISUSA DE COLONIA AGRACIADA
BASTA DE ZONAS FRANCAS
No venderemos nuestro patrimonio al vil precio de la necesidad
J.G. Artigas
envía tu adhesión al reclamo de los vecinos a: giussani.laura@gmail.com

No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba