lunes, 28 de noviembre de 2011

Uruguay: Legislativo, personal, salarios y beneficios

La Casa de la Democracia

Parlamento gastó 85 millones de dólares en salarios en 2010; ayer 46 funcionarios rechazaron medallas porque no eran de oro.


Un grupo de 46 funcionarios del Palacio Legislativo se negó a recibir una medalla de reconocimiento a la trayectoria porque este año se resolvió que sean enchapadas en plata y no de oro macizo, como en anteriores ocasiones.

Mientras, algunos legisladores expresan su preocupación por la calidad del trabajo parlamentario y por las disparidades salariales en el edificio de la avenida de las Leyes, que en 2010 destinó 74% de su presupuesto a los sueldos de sus funcionarios.

El Poder Legislativo tiene más de 1.000 funcionarios.

Sus sueldos, a excepción de los cargos de confianza, oscilan entre los 20.000 y los 65.000 pesos. El promedio en la Cámara de Senadores es de 37.550 pesos y en diputados de 33.381 pesos, sin tener en cuenta primas que superan 60% del monto base. Los funcionarios de la cámara alta tienen, en promedio, un ingreso anual de 22.640 dólares, cuando el Producto Interno Bruto per cápita de Uruguay es de 14.000 dólares.

La "prima por dedicación especial" se aplica a las tres unidades ejecutoras del Parlamento (Comisión Administrativa y ambas cámaras) e incluye un aumento de 58,5% sobre el sueldo base, por tener que estar las 24 horas disponibles para el trabajo. Funcionarios del Parlamento explicaron que el beneficio se aplica a "casi todos" los que desempeñan tareas allí.

Además, hay una prima de una BPC (2.226 pesos) por "hogar constituido", otra por compromisos de gestión, y beneficios por antigüedad y permanencia en el cargo. Si se consideran las partidas designadas a sueldos en las rendiciones de 2010 en cada unidad ejecutora -y sin tener en cuenta los gastos de secretarios parlamentarios- la conclusión es que el parlamento gastó 1.744.813.836 pesos en salarios (aproximadamente 86 millones de dólares).

La cifra incluye cargos de confianza en las tres unidades ejecutoras: secretarios y prosecretarios de cada cámara y director de protocolo de la Comisión Administrativa. Incluyendo los gastos de representación, los secretarios tienen un sueldo de 136.000 pesos, los prosecretarios de 115.875 y el director de protocolo de 109.108. Entre las tres unidades hay cinco secretarios, seis prosecretarios y un director de protocolo. Los ingresos anuales de estos ocho funcionarios no superan el millón de dólares.

Los 86 millones de dólares que se gastan en salario explican el 74% de los 116 millones de dólares que gastó el Parlamento en 2010, mientras que en la Comisión Administrativa ese rubro alcanza el 88%.

La versión taquigráfica

En la Cámara de Senadores trabajan 43 taquígrafos, con una masa salarial anual, sin las primas, de 1.117.000 dólares. En Diputados, hay 51 taquígrafos y el gasto anual por sus sueldos es de 1.184.000 dólares. El director general de taquigrafía de la cámara alta tiene un salario base de 63.000 pesos, mientras que el director del escalafón "Sala y Barra" cobra 59.000 pesos. Para tener una referencia: el sueldo del presidente del directorio de El Correo es de 62.000 pesos.

Un chofer del Senado -el grado más bajo del escalafón "Locomoción"- tiene un salario base de 32.573 pesos, mientras que el laudo de los choferes de remises fijado en el último Consejo de Salarios fue de 7.500 pesos para jornadas de ocho horas diarias. En total hay 1075 funcionarios: 275 en el Senado, 310 en la cámara de representantes y 490 en la Comisión Administrativa.

La mayoría de los legisladores consultados dijo desconocer los datos -algunos disponibles en el Parlamento y otros extraídos de un pedido con base en la Ley de Acceso a la Información Pública- y no quisieron opinar. El diputado independiente Ivan Posada dijo que el gasto de todo el Poder Legislativo está "absolutamente distorsionado" y explicó que los presupuestos de dos de las tres unidades (la cámara alta y la comisión) son manejados por el Senado, mientras que Diputados se encarga del suyo.

"Esto me induce a pensar que un régimen unicameral sería lo mejor, ya que le daría unidad de mando a todo el Poder Legislativo", explicó. El senador Enrique Rubio (Vertiente Artiguista) siempre consideró que "el promedio de los salarios del Parlamento era alto, por encima de los de la administración pública". "Hay una enorme disparidad, entre públicos y privados, pero también dentro del propio sector público, y si bien esa brecha se ha ido achicando, todavía queda mucho por hacer", concluyó.

Santiago Sánchezla diaria - Política - 25.11.11

Ir arriba

ir arriba