miércoles, 11 de marzo de 2015

Mientras en La Habana se negocia la paz en Colombia los movimientos sociales son víctimas de la guerra


  Mientras se habla de paz en La Habana y en giras, internacionales por parte del Gobierno, al interior del territorio nacional se viven las más violentas arremetidas por parte de la Fuerza pública: ESMAD, Policía Nacional y Ejército Colombiano, con bombardeos, ametrallmientos, fumigaciones, falsos positivos en los departamentos de Tolina, Caquetá, Purumayo, Arauca, Meta, Casanare y Bolivar. El uso de armas no convencionales arrojan en lo corridos del año cerca de 150 heridos, 700 personas desplazadas, entre otras afectaciones sociales, económicas y políticas en los municipios de Corinto, Suare, Buenos Aires, Santander de Quillchao, Toribio en la Cauca, Hacarí, en la región de Catatumbo, Puerto Asís y Sur de Bolivar dando tratamiento a las comunidade de actores armados.  
 A esta situación se suma la presencia e incremento del accionar de grupos paramilitares y sus incursiones por los territorios contra la sociedad civil dejando cerca de 1500 personas en confinamiento, 30 asesinatos selectivos, un sin número de panfletos, amenazantes, detenciones arbitrarias y acciones que enardecen el sentir de nuestras comunidades.
leer más  Mientras en La Habana se negocia la paz en Colombia los movimientos sociales son víctimas de la guerra   
 

No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba