miércoles, 4 de marzo de 2015

Uruguay: Penalizados por habitar


  El Uruguay que el Pepe Mujia dejó.               
 En el año 2014 en la zona de Neptunia y Marindia, departamento de Canelones, fueron citadas 70 familias que ocupan tierras para vivir. El juez tenía la pretención de desalojarlas y procesarlas penalmente bajo la ley de usurpación (con la posibilidad de un másimo de 3 años de cárcel).
Para defenders se organizaron en asambleas horizontales, conformando la COORDINADORAS DE VECIN@S CONTRA LOS DESALOJOS. 
Hoy miércoles 4 de marzo, tres personas más fueron procesadas y se espera en breve el desalojo. Una de las personas ni siquiera vive en el barrio, estaba ayudando a su hermano con la construcción del rancho.
Con esta tres personas, en pocos días ya van al menos ocho procesadas bajo el delito de usurpación (ley 18116, ley endurecida en 2007 con el apoyo de todos los partidos con representación parlamentaria). Y, sólo estamos teniendo en cuenta lo que ocurre en la zona de Neptunia. Este proceso se está dando en otras zonas. Las redes están tejiéndose y necesitan fortalecerse para afrontar este atropello. 
Contra los desalojos y contra todo este proceso de persecución sistematizada a la que los Poderes están buscando someter a la población, la Coordindora de Vecinos Contra los Desalojos está convocando una manifestación callejera para este viernes 6 de marzo. Se concentrará a las 17:30 horas en el peaje del arroyo Pando de la ruta interbalnearia.
  Emilio de la costa   
  Ocupante: "Con mi mujer vivíamos en un monte"
"Hace tres meses que llegamos acá con mi esposa. Antes vivíamos en un bosque de El Pinar, en una carpa. Pero como mi esposa quedó embarazada salimos a buscar un lugar para la bebé. Estuvimos cuatro meses viviendo en un local de la Iglesia Evangélica adonde vamos. Un amigo me contó de estos terrenos. Llegué y me metí. Después armé un rancho con costaneros. Pero como se llovía lo cambié de lugar. Este ranch no se llueve. En el techo le puse nylon y una lona de camión. Además le armé un piso con costaneros para que el agua pasara por debajo. Vivimos de las changas que hago en El Pinar. Estoy seguro que no nos van a sacar. Me enteré que el dueño no quiera nada con el terreno". José un ocupante    


No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba