lunes, 27 de abril de 2009

Raúl Sendic Martes 28 hora 19,

Colocación DE PLAQUETA RECORDATORIA EN EJIDO Y CEBOLLATI y MARCHA HACIA LA ASOCIACION RURAL DEL URUGUAY

Este lugar donde se pondrá la placa es donde Raúl pasó los últimos 4 años de su vida, con su Compañera Xenia Itté Y es ahí donde nos reuniremos al conmemorarse 20 años de su desaparición física.
Y parece mentira que en estos 20 años nadie se haya acordado de venir hasta aquí: su última morada.
Vamos en un año especial, donde pululan quienes pretenden heredar la mística del guerrillero, tergiversando y parodiando su legado. Han pasado solo 20 años y ya existen, en los discursos, muchas versiones de Sendic.


Separar relativamente la realidad de la leyenda o el mito que sin dudas es también Raúl Sendic, se hace posible antes que nada porque los postulados filosófico-ideológicos y la acción política consecuente desarrollada por él, más allá de aciertos y errores, no dejaron márgenes para la especulación interpretativa o el revisionismo histórico de izquierda o derecha. Las ideas o los ideales de “El Bebe” no habilitan la duda, y su práctica social menos aún.

Sendic planteó y explicó hasta el cansancio, sin disfraces de ninguna especie, los extremos entre los cuales se producía el devenir histórico oriental una vez finalizada la segunda guerra mundial, de la cual se nutrió el Uruguay para vivir una efímera y fantasiosa prosperidad (prosperidad parida por el hambre y la escasez dejada en Europa por la guerra motivada por un nuevo reparto del mundo entre las grandes potencias imperiales):

oligarquía-pueblo, ricos-pobres, imperio-nación, dentro de esa contradicción universal entre burguesía y proletariado de la que algunos han querido “distanciar” a “El Bebe” tergiversándolo.

Pero por más que quieran ocultarlo, desfigurarlo o tergiversarlo, “El Bebe” aparece tras cada ocupación de tierra, en cada lucha por la liberación…

En 1987, en el estadio Franzini, Sendic realizó una de sus últimas apariciones en público.
Allí denunció que la dictadura recibió un país con el 2% de la tierra en manos extranjeras y lo entregó con el 8% en manos foráneas.

¿Qué diría hoy? Ya que en el actual gobierno ese porcentaje se ha elevado a más del 30%. Durante ese discurso, también señaló que el primer gobierno de Sanguinetti “había dado un paso que ni los militares se habían atrevido para la extranjerización del país: la aprobación de la ley de zonas francas”.

¿Que diría hoy, siendo que durante los períodos Batlle-Vázquez han aumentado escandalosamente las zonas francas en nuestro territorio?

Fue allí donde “El Bebe” planteó la necesidad urgente de crear un frente grande para detener dicha extranjerización.
¿Acaso ha perdido vigencia tal planteo?

Por r el contrario, dados los pasos dados por los sucesivos gobiernos, este planteo cobra más fuerza que nunca.
Sabemos que muchos combatientes del pueblo, con el correr del tiempo, se han pasado con armas y bagajes al bando enemigo.

Hoy, pretenden mantener la mística que recogieron durante los 60 y 70, mientras son aplaudidos por la ARU, mientras comen en ADM, mientras brindan con el Banco Mundial y las más diversas representaciones de la oligarquía local.

Hasta se han dado el gusto de comer un asadito en Anchorena con el representante mayor del imperio. No tenemos mejores palabras para la situación actual, que las que dijo Sendic en aquel discurso: “…que cada cual asuma sus responsabilidades:

* Los que entregaron el país al extranjero y los que reciben directivas del mismo, hasta sobre qué aumentos de salarios tienen que dar.

* Los que pueden impedirlo, uniéndose para detener la extranjerización y prefieren atender sus conveniencias políticas individuales.
* Los que ya tienen mayoría parlamentaria para sacar algunas leyes y no lo hacen.

* Los que pudieron depurar las FFAA de oficiales golpistas y no lo hicieron.

Que cada cual asuma sus responsabilidades y después no descarguen la culpa sobre los combatientes del pueblo, otra vez.”

Nuestra tarea estará cumplida al hacer lo que esté a nuestro alcance para cambiar este mundo, al seguir el ejemplo de éste y de tantos otros compañeros que murieron luchando por una sociedad sin explotados ni explotadores. Hombres y mujeres de pueblo que fueron perseguidos, que marcharon al exilio, que llenaron las cárceles, que fueron torturados, asesinados, desaparecidos, por pelear contra este sistema inhumano.
Lucharon y murieron por la revolución y el socialismo.
No por maquillar y humanizar el capitalismo, como nos quieren hacer creer los “gatopardos” del momento.

No hay mayor mentira que creer que el capitalismo se puede humanizar, que todos podremos vivir juntos, dignamente, en este sistema. La implacable rueda de la historia, se ha cansado de mostrarnos que existen solo dos posibilidades:
socialismo o muerte.
Y, compañeros, demás está decir que la senda está trazada.
Hoy más que nunca, podemos afirmar que sólo con
REVOLUCIÓN Y SOCIALISMO
¡HABRÁ TIERRA PAL QUE LA TRABAJA!
Que el enemigo festeje, junto con sus alcahuetes. Mientras tanto, el pueblo seguirá labrando su camino de emancipación, junto a Artigas, junto al Che, junto a Sendic.PORQUE HAY MEMORIA, HABRÁ JUSTICIA.
PORQUE HABRÁ JUSTICIA,
HABRÁ TIERRA PA´L QUE LA TRABAJA. Y ESE DÍA, COMPAÑERO RAÚL SENDIC,
ESE DÍA HABRÁ PATRIA PARA TODOS!!!
Coordinación Hasta la Victoria

www.compromisorevolucionario.org



Ir arriba

ir arriba