jueves, 28 de mayo de 2015

La ex democracia - Alfredo Grande


 (APe) En una sesión, un paciente dijo en referencia a su divorcio..."mi ex". Hacía constante referencia a su pasado matrimonial y la única forma que tenía de referirse a la mujer de la que se había divorciado era "mi ex". Me saturé de esa insistencia y le dije por qué insistía en "mi ex". Primero el "mi" es posesovo y justamente el divorcio disolvía esa posesión. Segundo: referenciar a una persona como "ex" era miserable. Toda su identidad quedaba reducida, minmizada, en aquel vínculo que ya no existía. Con los ojos llorosos, me preguntó: " y entonces como digo?". La pregunta era obvia. "Cómo se llama?". "Carmen me respondió. "Muy bien: decile Carmen". Así en la tierra como en el cielo, así en el consultorio como en la política. Referir a una situación como "ex" es una falsedad- Mecanismo habitual en la cultura represora. Se colocaalgo en el pasado cuando el problema es que sigue siendo presente. Quizá no un presente material. Pero sin duda un presente institucional. Aunque la ESMA sw vista de seda, o de museo, Esma se queda. Y es bueno que así sea.         Muchas generaciones serán necesarias para reparar los desgarros de la masacre por las insttuciones del espanto denominadas fuerzas armadas. Muchas generaciones serán necesarias para reparar los esgarros de la masacre perpetuada por las instituciones del saqueo denominadas bancos. Pero empezar mal, siempre es terminar peor. A un adolescente sufriendo su absoluta indigencia poríamos nominarlo como "ex niño de la calle". Si en la vida hay amores que nunca pueden olviarse, también hay horrores que nuna pueen ni deben olvidarse.     
leer más La ex democracia      


No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba