sábado, 9 de mayo de 2015

El Pepe Mujica, por Soledad Platero: ¡genia!



 Mujoca es auténtico, de eso no cabe duda. El asunto es que se puede ser auténticamente un canalla.            
 [...] Por eso, en el elogio de la franqueza de Mujica parece haber menos un deseo de escuchar verdades que una voluntad de revancha, una especie de regodeo en que alguien hable mal de esos cajetillas que se sientan en el Parlamento y deciden la suerte de todos. Y los que lo festejan son los mismos que le reconocen la viveza cuando explica, tras varios caliboratos (tragos fuertes, generalmente mezclas- JdS) y en medio de la festichola en el Quincho de Varela, que su vecino es un canario bruto que no terminó primaria pero "mueve 150 personas" y así consigue que los nuevos uruguayos paguemos, locos de la vida, casi treinta pesos por una lechuga que le costó dos pesos producir. "Encontró el marketing" dice Mujica, y no falra quien diga que tiene razón, como si esa verdas, esa correspondencia exacta entre el enunciado y el mundo contuviera una justificación moral de la avivada.  Porque no se les ocurre, a los festejantes de las verdades obvias, rascar un milímetro la superficie y sacar la cuenta de cuánto ganan los 150 embolsaores de lechuga, los armadores de packs de puchero, los fraccionadores de perejil que trabajan para el vecino de Mujica y sustentan con su sudor el éxito de su estrategia de marketing,
  leer más El Pepe Mujica, por Soledad Platero: ¡genia!   

No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba