martes, 5 de mayo de 2015

Los dueños del circo


 "La democracia es un lujo del norte. Al sur se le permite el espextáculo, que eso no se lo niega nadie. Y a nadie molesta mucho, al fin y al cabo,  que la política sea democrática, siempre y cuando la economía no lo sea".
Eduardo Galeano       
 Lejos del murmullo triste de sus lectores, que ya lo extrañan. Lejos de esa ícomoda realidad que hay que enfrentar todos los días. Más lejos todavía de los problemas cotidianos en cada barrio, de la policía traficando con la vida de los pibes en cada esquina, de los meddios estigmatizando al pobre y al joven, de los patronos del agronegocio multiplicando sus sicarios, de los burócratas sentados en la mesa de quien paga sus comisionesm del vampiro extravista quesaquea en silencio y sin complejos, ellos toman carrera y se preparan. Comienza el espectáculo. Codazos televisados, sonrisas pegadas con engrudo, hipocrecía de gimnasia delicadamente custodiada, por la voracidad por un voto. Y ya está listo. Ahora sí, llega el momento de alimentar al aparato hambriento de punteros, de barrer bajo la alfombra viejas banderas y cambiar los aliados, de cobrar favores a los mercenarios del micrófono, de aceitar la maquinaria electoralera de lugares comunes a la medida de las exigencias de los privilegiados, que se quejan y se indignan, Ya sw corre el telón. Los actores protagónicos salen a escena, todos cortados por la misma tijera, todos frutos de una misma matriz política. 
 leer más Los dueños del circo 

No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba