domingo, 10 de mayo de 2015

No te detengás Guatemala


 Ilka Olivia Corado, 10 de mayo 2015              
 A Guatemala no fue capaz de unirla el Juicio por Genocidio, no hubieron encadenados frente al Congreso de la República, ni frente a la puerta del Palacio Nacional. No se aglomeraron personas con sartenes, botes y guitarras a acompañar a las mujeres ixiles que testificaron. No llegaron desconocidos a ofrecerles un pan con frijoles y un vaso de atol [1]. No llegaron artistas nacionales a abrazarlas por su dignidad y entereza, quedando registrado el momento en los medios de comunicación. 
Tampoco se vio a estudiantes San Carlistas enfilarse en marchas para apyarlas, mucho menos a los de las universidades privadas. No salieron los abuelos, madres, pilotos de autobús, sacerdotes, ni monjas a protestar aborrando las calles del país exigiendo el encarcelamiento de Ríos Montt.
No se mostró el apoyo multitudinario a las víctimas del genocidio, a los familiares de los desaparecidos. Porque si tocan a uno nos tocan a todos. Ese debería ser nuestro lema de vida como pueblo.  
leer más No te detengás Guatemala    


No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba