domingo, 17 de mayo de 2015

Un cura contra los 'narcopolíticos' - Violencia en Chiapas


 Un sacerdote amenazado de muerte lucha contra los "narcopolíticos" junto a los indígenas. 
 Las minas y la droga son la única salida de más dde 40.000 personas pobres en la zona.
 La llegada de empresarios chinos compradores de Resina convulsiona este lugar.  
 Javier Brandoli   
 En Simojovel, en las retiradas montañas de Chiapas, hay un cura cuya cabeza tiene un precio, un millón de pesos; y políticos acusados de corrupció y colaboración con el tráfico de drogas y armas; y minas en el subsuelo en las que una tropa de pobres se dejan la vida buscando ámbar, y chinos llegaron para comprarlo y han aumentado mucho su precio; y mineros que usan la cocaína para aguantar más horas en las entranas de este ahora rentable negocio; y nuevos narcos por la nueva demanda; y algunos niños que pierden la vida con el tesoro de la resina hallada entre sus manos; y artesanos locales que ya no pueden comprar las buenas piezas porque no pueden pagarlas; y discotecas recién creadas para traficantes; y revueltas, y amenazas, y pobreza, y muerte. "Aquí habrá un nuevo Iguala pronto si nadie lo remedia",resume el padre Marcelo, ese que en la primera frase explicábamos que los narcos están dispuestos a pagar un alto precio por asesinarle. "Si para evitar esto tengo que morir, pongo mi vida a disposición del pueblo", dice él con calma. EL MUNDO         "El problema no lo han generado los chinos", puntaliza el amenazado sacerdote que lleva cuatro años en esta parroquía, "existía ya de antes".     
  Un cura contra los 'narcopolíticos'  


No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba