jueves, 14 de mayo de 2015

Uruguay - El lado más débil



Daniel Cordero y su hija Martina, en la peluquería de la cárcel de Punta de Rieles. Foto: Sandro Pereyra
 Daniel Cordero y su hija Martina, en la peluquería
 de la cárcel de Punta de Rieles.  
Los hijos de padres presos, un foco vulnerable y poco atendido en Uruguay.       
 Uruguay es uno de los países de América Latina con tasas más altas de población recluída.    
 Niño con padre preso suele ser niño pobre, niño trabajador, niño excluído. Se calcula que en Uruguay existen alrededor de 10.000 niños y adolescentes que tienen un referente privado de la libertad. En un país donde la cantidad de presos se eleva, también lo hace la cantidad dde niños que, quizá sin saber por qué ni hasta cuano, tienen la certeza - los seis, ocho, 11 años- de que su papá no va a venir.
leer más El lado más débil  


No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba