martes, 23 de noviembre de 2010

Uno de los criminales nazis más buscados murió en Alemania sin ser juzgado

Se trata de Samuel Kumz, acusado de participar en el asesinato de 430.000 personas como guardia del campo de exterminio de Belzec, en la Polonia ocupada, quien falleció el jueves pasado a los 89 años.

El Tribunal Regional de la ciudad alemana de Bonn archivó la causa contra Kunz al confirmarse el deceso, según un cable de Dpa.

Kunz ocupaba el tercer lugar en la lista de los nazis más buscados. Se lo sindicaba como el asesino de diez personas y cómplice en el asesinato de por lo menos 430.000. Kunz fue guardia del campo de Belzec entre enero de 1942 y julio de 1943.

Vivía cerca de Bonn y hasta su jubilación había trabajado como maestro de oficios en el entonces ministerio de Construcción.


Las investigaciones en su contra fueron puestas en marcha en base a información del juicio que se lleva a cabo por crímenes nazis al ucraniano John
Demjanjuk, en la ciudad de Munich.
La Justicia de Bonn tenía previsto abrir juicio contra Kunz semanas atrás, pero la fecha se pospuso a la espera de más información procedente de la Oficina de investigación de crímenes de guerra nazis en Dortmund.

Ir arriba

ir arriba