domingo, 30 de noviembre de 2014

Diario de obispo argentino descubre aspectos inéditos de colaboración de la iglesia con la dictadura


                                                                       
  Norberto G. Asquini        
El diario del obispo que más conoció por dentro la represión en la época de Francisco I es u aporte novedoso para dar cuenta de algunos resortes del terrorismo de Estado.
 En la época en que el actual papa Francisco I era jefe máximo de los jesuítas en Argentina y una de las máximas autoridades de la iglesia católica, y cuando la iglesia prestaba sus instalaciones  para que los militares las usaran como campos de concentración, el capellán castrense impartía conferencias a los torturadores sobre como dios peronaba las atrocidades si eran por una "buena causa" . 
 Los investigadores Lucas Bilbao y Ariel Lede rebelaron uno de los documentos que da cuenta de la estrecha relación de colaboración que tuvieron las jerarquías católicas con las Fuerzas Armadas durante la dictadura militar. Es en el diario personal del obispo salesiano Victorio Manuel Bonamín, fallecido en 1991, que fue obispo y ocupó el cargo de provicario castrense entre 1060 y 1982. Los escritos alrededor de 750 páginas corresponden a los años 1975 y 1976 y allí encotramos parte de los secretos de la represión ilegal. Bilbao y Lede trabajan con ese material desde 2009 y pronto saldrá publicado un libro sobre toa esa  investigación 
leer más: http://www.lahaine.org/mundo.php/diario-de-obispo-argentino-descubre 

No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba