martes, 3 de julio de 2012

LETRA EFÍMERA/La hora de México

AUGUSTO HERNÁNDEZLa Revolución Mexicana fue el primer estallido de indignación popular contra el moderno despotismo de potentados con mentalidad esclavista.

augusther@cantv.net


Si algún país necesitaba justicia social, ése era México, el de los imperios indígenas sometidos a despiadados dioses-emperadores. El México sojuzgado luego a sangre y fuego por Hernán Cortés y sus rapaces capitanes, expertos en arrasar poblados a cambio de alhajas reales o inexistentes.
Aquella extraordinaria Revolución Mexicana de preclaros ideales devino en una seguidilla de traiciones y componendas que luego caracterizaron los 70 años de hegemonía oficial del Partido Revolucionario Institucional, el tristemente célebre PRI.
En 70 años apenas logró salir indemne el General Lázaro Cárdenas, que nacionalizó el petróleo e intentó realizar una reforma agraria concertada con campesinos de verdad. A ello contribuyó la coyuntura de la guerra mundial, que mantenía a los gringos ocupados en otras regiones.
El único acierto del PRI fue la no reelección, con períodos de 6 años por una sola vez. El presidente saliente elegía al sucesor que por lo general se le volteaba a los pocos meses para acusarlo de variadas tropelías.
Para distraer a los ingenuos existía una oposición absolutamente sosa y más derechista que la cúpula del PRI. Por sentido del decoro, el PRI le obsequiaba al PAN (Partido de Acción Nacional) algunos puestos de elección para mantener al mínimo las apariencias democráticas.
Así pues, los gobernantes mexicanos hacían lo que les daba la gana recibiendo alabanzas de sus vecinos gringos cuyo interés era que en México el pueblo no se indignara al punto de salir a protestar.
Por algún extraño capricho, alguien se antojó de voltear la tortilla y poner al PAN de ganador con la candidatura de Vicente Fox, exgerente de la Coca Cola. Éste le abrió paso a otro de su pandilla, el neoliberal Felipe Calderón, impuesto tras un bochornoso fraude electoral. Entrambos destruyeron la frágil balanza económica del país, sometiéndose a los caprichos de un TLC donde México pretendió competir con Estados Unidos y Canadá.
En la República Mexicana se han logrado tapar las crisis y las protestas sociales con base en un absoluto control de la prensa privada, que sólo publica alabanzas, mientras las mafias de la droga, los capos oficiales y otros delincuentes cometen fechorías que no son reportadas.
Los indicios señalan una victoria para Andrés Manuel López Obrador, venciendo al petimetre del PRI, el señor Peña Nieto, quien concursó para un reinado de belleza.
Ya veremos qué ocurre si deciden darle la corona.
03/07/12.-



Ir arriba

ir arriba