martes, 25 de noviembre de 2014

Madres chilenas cultivan mariguana para medicar a sus hijos


video thumbnail

Santiago. Un día Paulina Bobadilla recorría con su hija Jviera un camino de montaña, y por un momento pensó acabar con la vida de ambas.
No soportba ver sufrir a su niña, quien padece de epilepsia refractaria, un mal que no responde a los anticonvulsivos tradicionales.
Los anticonvusivos de hecho, le cauaron a Javiera vista tuburlar (como caballo con anteoreja), daños en la tiroide e insensibilidad al dolo.   
"No sentía dolor, vivía en un mundo paralelo. Se sacaba sus uñitas y dejaba sangrando sus dedos", contó Bobadilla. "Después de años de desesperación lo único que quería era morir con ella".
Cerca de una pendiente "le dije hasta aquí llegamos", recuerda, (Pero) la Javi me dice 'mamá, te amo' y la miró y (pienso) 'tengo que seguir'.
La vida de Javiera, quien hoy tiene siete años, dio un vuelco cuando comenzaron a experimentar con marihuana, desafiando las leyes chilenas. Desde que ingiere un par de gotas de resina de marihuana diarias se acabaron las convulsiones y todos los efectos negativos de los anticonvulsivos tradicionales
  leer más + video:http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2014/11/24/madres-chilenas-cultivan-mariguana-para-medicar-a-sus-hijos-448.html 

No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba