lunes, 29 de junio de 2015

REPORTAJE - Los muertos sin nombre de Arizona


 Los restos de migrantes hallados en el desierto que sepata Estados Unidos de México acaban en la morgue de Tucson, que hace todo lo posible por ientificarlos.
 PABLO XIMÉNEZ DE SANDOVAL - Tucson   
El pasado 2 de junio, en el desierto de Arizona, murió de cansancio Rody Roxana Matías Vázquez. Era de Huehuetenango, Guatemala, y tenía 23 años. Entre su ropa encontraron una imagen de la Virgen de San Juan de los Lagos, una pulsera roja con una flor, un collarcito negro y un trozo de agenda con dos teléfonos apuntados, junto a los nombres Laura y Wendy, quizás personas a quienes podía llamar cuando llegara a Estados Unidos. Está todo guardado en una bolsa de plástico en la morgue de Tucson, Arizona, bajo el nombre de Jane Doe 15-1426
 Más de un centenar de cadáveres al año hallados en el desierto no tienen quien les ponga nombre. De los 2.300 cadáveres recuperados desde 2001 en Arizona, Tucson ha logado identificar al 65%
leer más   Los muertos sin nombre de Arizona     

Ir arriba

ir arriba