viernes, 5 de junio de 2015

Afganistán: Otra guerra del opio - Guadi Calvo


 Una guerra larvada entre el Estado Islámico y al-Qaeda, que ya no solo se enfrentan en Siria, sino que también lo hacen en Libia, Afganistán y Yemen, parece profundizarse cada vea con más violencia. Pareciera ser que el epicentro de tanta desvastación será otra vez Afganistán y por su producto más importante: el opio.       
 Mientras Siria sigue siendo un naipe tapado, y el fin de la guerra tras cuatro años y medio de su inicio parece estar cada vez más lejano, las dos bandas más activas, en la guerra contra el presidente Bashar al Assad: El Estado Islámico y el al-Qaeda local denominado Jabhat an Nusrah li Ahl ash Sham (Frente de la Victoria para el Pueblo de la Gran Siria) o al Nusrah como se lo conoce mediáticamente, ahora aliado con grupos menores como Harakat Ashrar ash-Sham al Islami, (Movimiento Islámico de los Hombres Libres del Levante) vinculados a los Hermanos Musulmanes y Jund al Aqsa (Guerreros por Jerusalén) conformó Jaish al Farah (Ejército de la Conquista), estos últimos solo intentan revitalizar su envestida contra las fuerzas de Damasco, sino también disputarle el poder a Estado Islámico, el gran animador de la sangría en Siria, Libia, Yemen y Nigeria. leer Afganistán: Otra guerra del opio 

No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba