lunes, 1 de junio de 2015

Individualismo inducido


Las reorías capitalistas respaldan la naturaleza egoísta e individualista del ser humano por naturaleza y desde sus origenes. Estas teorías nos cuentan como el comportamiento humano natural (incluso a nivel genético) de un ser humano es defender los derechos de propiedad, y las distintas formas de proteger su permanencia y facilitar las distintas transacciones de las mismas -acumular riqueza, al fin y al cabo-. Nos dicen que nuestro individualismo original se desarrolla aún más como resultado de cierta evolución cultural, nos hablan de la autonomía personal de los cazadores recolectores, incluso difunden que -"lo genéticamente incorporado durante la larguísima época en que los cazadores recolectors se adaptaron a su entorno ha resultado ser la base más adecuada para la aparición del capitalismo" (Papeles "Lucas Beltrán" de pensamiento Económico, No  1, Pedro Schwartz Giron, CEU)-, más aún, estas doctrinas le den un trato de excepcional al fenómeno de la colaboración e intercambio entre distintas familias o grupos humanos ("En compañía de extraños" -Paul Seabright, 2004-), y como todo asume diferencias, en estos fenómenos dependdiendo de las perspectivas de reciprocidad (no será igual la colaboración en el caso de familias o vecinos, que el de desconocidos a los que con toda probabilidad no se volverá a ver). 
leer más Individualismo inducido  

No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba