sábado, 30 de mayo de 2009

Paraguay: SALVADO POR LA DERECHA Y EL IMPERIO

Luís Agüero Wagner

Si algún signo faltaba para dejar en evidencia a Fernando Lugo como agente del imperialismo, era que la embajadora de Estados Unidos lo salve cuando se encontraba contra las cuerdas a un paso de la destitución por juicio político. Bastó una conferencia de prensa junto a la embajadora del imperio, Liliana Ayalde, dando su respaldo al inepto obispo para que los grupos pitiyanquis que estaban a un paso de expulsarlo del poder desistan de su propuesta en el Parlamento.

TAMBIÉN NICANOR Y LINO OVIEDO

También Nicanor Duarte Frutos y Lino Oviedo, supuestos "derrotados" del 20 de abril del 2008, contribuyeron a salvar a Fernando Lugo de una destitución segura, afirma el analista Nicolas Russo. "Nicanor Duarte Frutos, Lino Oviedo, Luis Alberto Castiglioni, Pedro Fadul y Federico Franco con sus diferencias políticas, pero con alto grado de interés en el futuro electoral, desinflaron ayer cualquier intento de dar inicio a los trámites de un juicio político contra el Obispo Fernando Lugo Méndez" afirma el analista.

El hecho evidencia los pactos de Fernando Lugo con el fascismo, representado por Lino Oviedo, y con la mafia, que representa Nicanor.

RUMBO MARCADO POR EL ENDEUDAMIENTO DEL PAIS

El rumbo económico del gobierno de Fernando Lugo, precisamente, está marcado por un conocido personero del Fondo Monetario Internacional, Dionisio Borda. Borda, una suerte de Domingo Cavallo Paraguayo, ya se desempeñó como ministro de Hacienda de Nicanor Duarte Frutos en el gobierno anterior, posición desde la cual se destacó por generar descontento entre jubilados e imponer impuestazos impopulares. Tan grande fue el malestar que creó con sus medidas que el rumbo que imprimió a la economía del país acabó tumbando a un partido que llevaba 60 años en el poder.

IZQUIERDA GESTADA EN LA U.S.EMBASSY

Hace tiempo denuncié lo que vendría, y hoy puede verificarse: los integrantes del gabinete del obispo Fernando Lugo provienen del sector de las ONGs financiadas por la embajada norteamericana. Se cuentan entre ellos a Gloria Rubín (referente en Paraguay del NED y la CIA), Camilo Soares (beneficiario de fondos de IAF y NED, favorecido del gobierno de George W. Bush) Rafael Filizzola (signatario de acuerdos con Alvaro Uribe a instancias de la ex operadora del plan Colombia Liliana Ayalde), Karina Rodríguez (de la Casa de la Juventud, que recibió 127 mil dólares de la Inter American Foundation), Liz Torres (referente de las logias de ONGs dependientes de la embajada norteamericana), Esperanza Martínez (del movimiento Tekojojá, financiado por USAID, hoy envuelto en escándalo por corrupción), Ex Canciller y hoy embajador itinerante Hamed Franco (del Pmas, un movimiento financiado por James Cason) reemplazado por Héctor Lacognata, del integrista movimiento católico de derechas Schoenstatt, el Vice-canciller Jorge Lara Castro (recibe dólares de la embajada a través de la ONG fantasma Alter Vida), Ministro de Defensa General Bareiro Spaini (hombre de la embajada norteamericana, educado en las escuelas de golpistas de Estados Unidos) o el ministro de Hacienda Dionisio Borda, antiguo responsable de las finanzas de los gobiernos corruptos y agente de la embajada norteamericana y del FMI.

Toda esta información es accesible en la Web y fácilmente verificable, para quien desee hacerlo.

Si algo constituye una historia conocida en Paraguay, y no sucede por primera vez, es el hecho que miembros de la Derecha acusen a los agentes del imperialismo y de la embajada norteamericana, de ser partidarios del comunismo. Hace dos décadas, hicieron lo mismo con Humberto Rubín y Aldo Zucolillo, cuando recibían fuertes sumas del embajador norteamericano Clyde Taylor para su campaña desestabilizadora, en los últimos meses de la dictadura que apoyaron por tres décadas.

Se dijo varias veces que una paradoja es una verdad puesta patas para arriba para llamar la atención, lo cual podríamos aplicar a lo sucedido dos semanas atrás, cuando un gobierno publicitado como "izquierdista" fue salvado de la destitución por un juicio político.Es que como parte del libreto de los derechistas, ONGs conectadas a la embajada norteamericana hicieron el papel de "izquierdistas" en el entorno del obispo Fernando Lugo. El éxito de la jugada lo explicó un analista del Paraguay contemporáneo que vivió en el siglo XVI, Francisco de Quevedo y Villegas (1580-1645), cuando sentenció:La hipocresía exterior, siendo pecado en lo moral, es grande virtud política. LAW

ataquedigital@aventura.com.py

No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba