domingo, 14 de junio de 2015

Monseñor Romero: Sacarlo del bullicio de la calle y meterlo dentro del silencio de la iglesia



 Monseñor Romero, el obispo revelde salvadoreño y la lucha ideológica.  
 Roberto Pineda.  
Con la beatificación de monseñor Romero, Francisco I (el Wojtyla sudamericano) pretende sacarlo del ruido de la calle y meterlo dentro del silencio de la iglesia.     
"Yo denuncio, sobre todo, la absolutilización de la riqueaz. Este es el gran mal de El Salvador: la riqueza, la propiedad privada, como un absoluto intocable. iY ay del que toque ese alambre de alta tensión! Se quema...!. Monseñor Romero, Homilía del 12 de agosto de 1979   
 El Vaticano en su novedosa planificación global, ha decidido la canonización del ceilandeéz Joseph Vaz, de dos monjas palestinas así como la del salvadoreño monseñor Romero, que fue asesinado "por odio a la fe". Esto forma parte de la ofensiva diplomática internacional del papa Francisco I que audazmente aspira a posicionarse incluso de la China de Mao, actúa ya en el Medio Oriente con el reconocimiento de Palestina y en su revelante papel mediador en el largo conflicto entre Cuba y EEUU. 
El papa representa un viraje con respecto a la política diplomática reaccionaria anterior, pero su "progresismo" persigue claramente suavizar, darle un tono aceptable, edulcorar las duras realidades de este mundo capitalista neoliberal.
leer más  Monseñor Romero, el obispo rebelde salvadoreño y la lucha idiológica   


Ir arriba

ir arriba