miércoles, 3 de marzo de 2010

Argentina: Suelto por las calles de Miami

Está imputado como uno de los autores materiales de la Masacre de Trelew. Había sido detenido en el estado de Florida el jueves pasado. Para salir de la cárcel pagó en efectivo 25 mil dólares sobre un total de 1,2 millón que le fijaron como fianza.

Luego de cinco días de detención, un juez de Miami ordenó ayer la libertad provisional del teniente de navío retirado Roberto Guillermo Bravo, imputado como uno de los autores materiales de la Masacre de Trelew, el 22 de agosto de 1972. Ciudadano norteamericano y dueño de la firma RGB Group Inc., que brinda servicios médicos a las fuerzas armadas de los Estados Unidos, para recuperar su libertad Bravo pagó en efectivo 25 mil dólares sobre un total de 1,2 millón que Robert Dubé, juez federal de Miami, le fijó como fianza. El magistrado también le retuvo el pasaporte, le prohibió la salida del estado de Florida, le retiró el permiso para navegar y fijó audiencia para el 2 de abril en una corte de Miami, donde se comenzará a dirimir el proceso de extradición del marino argentino.

Bravo fue detenido el jueves pasado por la policía de Miami a pedido del juez federal de Rawson, Hugo Sastre, quien había solicitado su captura en febrero de 2008 por su participación en el fusilamiento de 16 presos políticos en la base Almirante Zar de Trelew. Fuentes de Cancillería informaron que los funcionarios del Palacio San Martín se encuentran “en permanente contacto” con el Departamento de Justicia de Miami, “a fin de reforzar la argumentación que presentará el próximo 2 de abril el fiscal en la audiencia fijada por el magistrado para determinar los méritos de la solicitud de extradición”. Destacaron que se trata de “un tema sensible” para el canciller Jorge Taiana, por lo cual la Cancillería “realiza todos los esfuerzos” para aportar al juez norteamericano “toda la documentación necesaria” para que en la audiencia del 2 de abril “se revoque la libertad bajo fianza y se permita la extradición”, para que Bravo sea juzgado en la Argentina.

El juicio oral por la masacre de los presos que días antes se habían fugado del penal de Rawson estará a cargo del Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia y, si bien no tiene fecha de inicio confirmada, se estima que comenzará durante el primer semestre de 2010 en el teatro Verdi de Trelew. Los imputados en condiciones de ser juzgados son los capitanes Luis Emilio Sosa y Emilio Jorge del Real y el cabo Carlos Marandino, los tres como autores directos de 16 homicidios agravados por alevosía y premeditación, más tres en grado de tentativa, por los sobrevivientes María Antonia Berger, Alberto Camps y René Haidar. Como cómplices necesarios serán juzgados el contraalmirante Horacio Mayorga, enviado por el gobierno de Alejandro Lanusse tras la fuga del penal de Rawson, y el jefe de la base Zar, capitán Rubén Paccagnini. El responsable del sumario interno que respaldó la falacia del intento de fuga, capitán Jorge Bautista, será juzgado por encubrimiento. Según el relato de los sobrevivientes de la masacre, a quienes el poeta Francisco Urondo entrevistó en la cárcel de Villa Devoto el 24 de mayo de 1973, Bravo era jefe de guardias, participó del fusilamiento y recorrió luego los calabozos para dar los tiros de gracia.
Pagina12

Ir arriba

ir arriba