martes, 9 de marzo de 2010

"Uribe el literario" - Alvaro Uribe: "soy un cuentero y aprendiz de escritor"

Alvaro Uribe recibió un premio de literatura por escribir sobre Porfirio Díaz, el presidente que duró en el poder de México de reelección en reelección.

(Especial para "la política como me gusta").
Con estas palabras, Álvaro Uribe recibió el más importante premio literario en su carrera de escritor.

"Ya era hora de que nuestra capital se asumiera como lo que es: un centro literario de importancia continental," afirmó Álvaro Uribe, previo a su discurso de aceptación el Premio Iberoamericano de Novela Elena Poniatowska de la Ciudad de México.

Y es que pese a su homonimato con una de las mentes más obtusas y limitadas del continente, el escritor mexicano Álvaro Uribe, con su libro Expediente del atentado demostró que no todo lo que se asemeja, es. Paradójicamente, Uribe escribió su libro inspirado en el intento de asesinato de otro presidente no menos querido, Porfirio Díaz, quien en 1871 había lanzado el llamado "Plan de la Noria", en el que se pronunciaba contra el reeleccionismo y el poder personal y, a favor de la Constitución de 1857 y de la libertad electoral mexicana.

Posteriormente, se hizo reelegir; tomó posesión del cargo de nuevo el 1 de diciembre de 1884, y tres años más tarde publicó una enmienda, que fue aprobada por el Congreso, al artículo 78 de la Constitución, la cual le acreditaba para una nueva reelección; en 1890 publicó una nueva reforma al anterior artículo para hacer posible la reelección indefinida, todo lo cual le permitió permanecer en el poder hasta 1910. Antes de “perfeccionar” este sistema ordenó la eliminación de todos los adversarios políticos posibles, y la prensa fue sometida o perseguida cuando intentaba mantenerse independiente.

Por supuesto que el caso del Uribe colombiano es sumamente diferente, cualquier coincidencia histórica es pura casualidad, y de seguro también culpa de la guerrilla.

Por alguna razón que se desconoce,Uribe bromeó agradeciendo a quienes le antecedieron en la palabra que no hicieran ellos bromas alusivas a su homónimo, el presidente colombiano, y remarcó: “aquí y ahora no hay más Álvaro Uribe que yo”, informó el Diario La Jornada de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Mientras tanto, un grupo de científicos intenta definir si cuando hay un caso de homonimato, uno lleva la inteligencia que el otro no tiene, o como es que se expliquen casos como este.

Fuente: La ComunidadElPaís.se

Ir arriba

ir arriba