martes, 9 de marzo de 2010

Venezuela: Maduro: “No habrán avances en relación con Colombia mientras esté Uribe en el poder”

El ministro de Relaciones Exteriores venezolano, Nicolás Maduro, consideró este domingo que no habrán avances en la normalización de las relaciones entre Bogotá y Caracas mientras el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, permanezca en el poder.

Maduro sostuvo que esta actuación del Gobierno colombiano impide la normalización de las relaciones por lo que reiteró que éstas sólo retornarán cuando haya “una profunda rectificación del Gobierno colombiano y un respeto impecable hacia el presidente (Hugo) Chávez y Venezuela”.

Durante el programa de televisión “José Vicente Hoy”, transmitido por una televisora venezolana, el ministro aseguró que Uribe “convirtió a Bogotá en un centro de conspiración contra la estabilidad de nuestro país y de la región”, especialmente con la instalación de siete bases militares estadounidenses en territorio colombiano con el supuesto fin de combatir el narcotráfico.

“Colombia desechó a un hermano (Venezuela) y se entregó en manos de un extraño (Estados Unidos) que sólo piensa en aprovecharse y saquear el país”, manifestó.

Maduro consideró que “hay que esperar el desenlace de las elecciones presidenciales en Colombia y esperar la llegada de un nuevo jefe de Estado para avanzar. Todo lo que se pueda hacer hoy se debería enfocar en crear condiciones para ese momento”.

En este sentido añadió que “con el nuevo presidente colombiano se puedan establecer relaciones muy claras, basadas en el respeto a nuestro país (…) el presidente Chávez ha dicho muy claramente que es nuestro deseo llevar las relaciones con Colombia al mejor punto posible”.

Insistió en que “hay que darle tiempo al tiempo” y en que actualmente “todo el mundo está pensando en el posturibismo”.

Las elecciones presidenciales en Colombia se efectuarán el próximo 30 de mayo, las cuales Uribe no pudo continuar con sus intenciones de reelección luego que la Corte Constitucional de Colombia declarara como inexequible la ley que pretendía convocar a un referendo.

Destacó que la voluntad del Gobierno venezolano de mejora las relaciones ha sido expresada por el presidente Chávez desde el inicio de su gestión.

“La balanza comercial entre Venezuela y Colombia subió de unos mil millones de dólares en el año 1999 a unos ocho mil millones de dólares en el año 2008, eso fue el resultado de una voluntad política, de un trabajo permanente, de un deseo de complementar nuestras economías. A lo cual Colombia le dio una patada con la instalación de la bases militares”, expresó.

El pasado 23 de febrero, el presidente Chávez y Uribe acordaron bajar el tono de sus acusaciones y aceptaron la creación de un grupo de amigos para que medien en las relaciones y así superar las diferencias.

Este tratado se suscribió en el marco del altercado que protagonizó el presidente Uribe en la Cumbre de Grupo de Río, celebrada en Cancún México.

El grupo de amigos estará presidido por el jefe de Estado de República Dominicana, Leonel Fernández, en coordinación con su par de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva.

Desde julio de 2009, Venezuela congeló las relaciones con Colombia en rechazo al acuerdo militar firmado entre Bogotá y Washington, que permite la instalación de siete bases militares estadounidenses en territorio colombiano.

La doble cara de Obama

Maduró aprovecho para comentar que pese a que el presidente de EE.UU., Barack Obama, ofreció nueva relación para América Latina, cada vez demuestra más claramente que posee una dualidad en la política de sus gestiones.

“Por una parte está el mandatario que sonríe y por otro lado el que interviene y abusa de las relaciones con otros Estados”, expresó.

Esta doble cara quedó demostrada -según Maduro- con sucesos claves como el golpe de Estado que ocurrió en Honduras el pasado 28 de junio que sacó del poder al ex presidente, Manuel Zelaya, donde EE.UU. intentó legitimizar el régimen de facto, además de la instalación de las bases en Colombia.

“Todos estos ataques a Venezuela y a la región responden a la continuación de la política del ex presidente de Estados Unidos, George Bush, una agenda intervencionista y para recuperar la hegemonía de América Latina con el objetivo de aislar y desprestigiar el Proceso Bolivariano. En esta agenda y ataques participan sectores de la oposición venezolana”, enfatizó

Sobre la gira de la secretaria de Estado, Hillary Clinton, por Latinoamérica, dijo que forma parte de esa agenda agresiva, destinada a sembrar dudas e intrigas contra el proceso revolucionario en Venezuela.

Ir arriba

ir arriba