lunes, 29 de agosto de 2011

El “aumento de la juventud” detrás de los disturbios

Disturbios en Londres dejan lección sobre el control del internet.

Numerosos expertos opinan que el hecho que los jóvenes participen en manifestaciones y disturbios en algunos países, tiene unaestrecha relación con la alta tasa de desempleo. Los resultados de una nueva investigación señalan que, debido a la falta de capacidades acordes con las necesidades del meracado, hay 300  millones de indios entre 18 y 59 años que no encuentran trabajo. El periódico británico Financial Times publicó recientemente un editorial en el que sostiene que una alta tasa de desempleo entre los jóvenes no es sólo un problema de Medio Oriente, sino también tiene relación con los disturbios en el Reino Unido. Actualmente en Europa, el 38% de los jóvenes griegos yun 45%de jóvenes españoles no tienen trabajo
.Pueblo en Línea
Los problemas propios de los jóvenes se entrelazan con las contradicciones socio-económicas y se han convertido en tema de preocupación mundial
El 24 de agosto, el gobierno de la India convocó a todos los partidos para consultas urgentes, pero no para introducir un proyecto de ley anticorrupción más fuerte, sino para llegar a un consenso y poner fin a las manifestaciones que comenzaron el día 16. Desde principios de este año, se han sucedido disturbios en numerosos países del norte de África y Asia occidental, así como también los ha habido en países occidentales desarrollados como Inglaterra y Alemania, entre otros. En estos disturbios, el grupo más activo han sido los jóvenes. Los problemas de la juventud están entrelazados con las contradicciones socio-económicas y se han convertido en un tema de preocupación global.

.La alta tasa de desempleo no puede ser ignorada

El historiador indio, Nalin Mehta, opina que el común denominador de los disturbios en muchos países alrededor del mundo es el “aumento de la juventud”: los ideales sociales de los jóvenes son cada vez más, pero las oportunidades de autoexpresión son cada vez menos. Las manifestaciones en India han hecho reflexionar a muchos acerca del “dividendo demográfico” en el que siempre se ha destacado con optimismo. El primer ministro indio, Manmohan Singh, dijo en un discurso público: “Solo si aumentamos la inversión en la educación, nuestros jóvenes serán una riqueza”.El demógrafo indio Ashish Bose señala que el llamado “dividendo demográfico” en realidad es un mito vendido por occidente, pues sólo si la sociedad se desarrolla de manera equitativa, solo entonces habrá un verdadero “dividendo”.

Numerosos expertos opinan que el hecho que los jóvenes participen en manifestaciones y disturbios en algunos países, tiene una estrecha relación con la alta tasa de desempleo. Los resultados de una nueva investigación señalan que, debido a la falta de capacidades acordes con las necesidades del mercado, hay 300 millones de indios entre 18 y 59 años que no encuentran trabajo. El periódico británico Financial Times publicó recientemente un editorial en el que sostiene que una alta tasa de desempleo entre los jóvenes no es sólo un problema de Medio Oriente, sino también tiene relación con los disturbios en el Reino Unido. Actualmente en Europa, el 38% de los jóvenes griegos y un 45% de jóvenes españoles no tienen trabajo.
Según la editorial, un año de desempleo en el comienzo de la carrera profesional, puede reducir la capacidad laboral de la persona para siempre, además de asestar un gran golpe al potencial desarrollo económico del país. Para algunos países, bajar la tasa de desempleo es un desafío tan serio como reparar el sistema de finanzas públicas.
La prensa de Oriente Medio también tiene una posición semejante. Un artículo publicado en el periódico de Gulf Daily News (Bahrein) dice que no todos los disturbios en la región son una lucha por la democracia, pues un serio problema que debe enfrentarse es el 24% de jóvenes que tiene dificultades para encontrar trabajo. Sin embargo, los jóvenes, sin reparar en nada, realizaron las manifestaciones y dañaron la economía nacional. Además, los jóvenes sólo prestan atención a lo que ellos creen que es injusto, pero nunca reflexionan sobre qué tipo de sistema es útil para resolver las injusticias.
Vale la pena destacar que en muchos países y regiones no todos los jóvenes manifestantes provenían de familias de bajos ingresos o sin empleo, también había muchos que pertenecían a la clase media y adinerada. Algunos analistas opinan que, cuando las manifestaciones se convierten en espacios de desahogo y expresar insatisfacción, los jóvenes con ideas diferentes tienden a unirse.
.La tecnología de la información, un arma de doble filo

En la era de la globalización económica y los grandes adelantos en la tecnología de la información, las redes sociales con su gran rapidez de transmisión se han convertido en el lugar donde se incuba todo tipo de manifestaciones. Aunque Internet no está tan extendido en India, los jóvenes son el principal usuario de este vehículo de comunicación de moda. Las estadísticas señalan que Facebook y Twitter, entre otras redes sociales, son las más populares en India. Sin embargo, estas redes sociales han creado las condiciones para que muchos combatientes contra la corrupción como Anna Hazare pudieran ganar rápidamente numerosos seguidores. Antes de que comenzaran las manifestaciones, Hazare y otros utilizaron Twitter y Facebook para actualizar la información sobre el desarrollo de las actividades y darla a conocer en los sitios web oficiales.

El periódico The Times of India opina que, luego de que se lo usara en Gran Bretaña para impulsar los disturbios, el servicio de telefonía móvil de Blackberry fue castigado y hoy en día está mostrando su “fuerza” en India. Según algunas fuentes, algunas personas aprovecharon el servicio especial de mensajería de Blackberry para crear un “grupo de apoyo a Hazare”, cuya cantidad de miembros no para de aumentar.
Los nuevos canales de transmisión de información a través redes sociales son ágiles, móviles y privados. Estas características representan un gran reto para el gobierno y las fuerzas del orden. Los Estados Unidos, Gran Bretaña y otros gobiernos han determinado una serie de nuevas medidas para hacer frente a presuntas conductas delictivas a través de medios tecnológicos y de supervisión y control. Al mismo tiempo, también promueven la posición del gobierno. El periódico indio Daily News & Analysis reveló que el Congreso Nacional Indio utilizará Facebook, Twitter y la mensajería de telefonía móvil para transmitir al público la posición del gobierno en todo momento y exponer cómo Hazare, entre otros, “imponen sus propios proyectos de ley en el Parlamento”. De hecho, el gobierno indio ha comenzado a considerar imponer cierto control a Facebook, Twitter y otras redes sociales.
.Nuevas ideas sobre el manejo del riesgo social

Los disturbios sociales en muchos países han afectado la economía nacional y todos los aspectos de la vida cotidiana, lo cual ha llevado a todos los sectores de la sociedad a una profunda reflexión. Algunos piensan que la globalización económica y el desarrollo de las tecnologías de la información han impulsado un aumento sustancial de la productividad. Las maquinarias, las computadores y la mano de obra en el extranjero, están reemplazando tanto los puestos de trabajo como a los mismos obreros. Las tecnologías que se actualizan constantemente y las relaciones del contrato social que son cada vez menos estables, no sólo son una gran presión para la juventud y la recién nacida clase media, sino también han generado incertidumbre en cuanto a la preservación del bienestar anterior.

El periódico británico Financial Times opina que la globalización trajo riqueza a las ciudades, pero al mismo tiempo también ha provocado que crezca la división y la desigualdad. La brecha entre ricos y pobres ha aumentado, así como los precios de las casas y los bienes, lo cual ha hecho que los jóvenes y la gente poco calificada estén llenos de incertidumbre acerca de sus perspectivas a futuro.
El ministerio del Interior finlandés recientemente publicó un informe de evaluación en el que sostiene que la marginación social es el mayor riesgo a la seguridad que enfrenta el mundo en la actualidad. En los últimos años, en la sociedad finlandesa hay una tendencia de aumento de la población ignorada, así como también se han incrementado los costos sociales que vienen aparejados.
El periódico español El País publicó un editorial en el que opina que, a partir de todos los eventos que están ocurriendo en la actualidad, se puede ver que la crisis económica no es la única causa del incremento de las protestas y disturbios. Aunque en cada país hay diferencias, todos dejan la misma impresión: la democracia representativa tiene deficiencias en el tratamiento de la creciente insatisfacción popular.(Pueblo en Línea)


















Ir arriba

ir arriba