lunes, 31 de enero de 2011

Honduras: Zelaya desmiente a Estados Unidos que embajada dirigía reintegro de Cuba a la OEA

La resolución es una conquista histórica de Hondura

Red Morazánica de Información

Tegucigalpa 31 Enero 2011. El presidente hondureño que vive un exilio forzado en Republica Dominicana, José Manuel Zelaya, rebatió, hoy, en una carta que dirige “A las Derechas y embajadores imperiales”, que Estados Unidos hubiera liderado, con Zelaya al frente, el reintegro de Cuba a la OEA, como insinúa un cable revelado por WikiLeaks.


“Patrocinar la anulación de estas resoluciones de 1962, que ni el pueblo cubano, ni sus líderes, en su magnífica dignidad, nos lo pidieron -fue una iniciativa totalmente de Honduras- y desde luego el imperio americano tampoco tenía interés en la misma”, refuta Zelaya.

El presidente expatriado reivindica como “victorias” la resolución de la Organización de Estados Americanos (OEA), a favor de la revolución Cubana, así como la adhesión, por su gobierno, de Honduras al Alba.

“Fueron victorias, porque cada una de ellas produjo la posibilidad de acercarnos a Latinoamérica por la justicia y la libertad que merece el pueblo hondureño”, amplia Zelaya en su escrito.

Zelaya increpa a las derechas del continente que “como países soberanos, tenemos todo el derecho de pelear nuestras luchas, con la perspectiva de ganarlas”.

Y asegura que fue precisamente eso lo que “logramos con la anulación de las resoluciones contra Cuba en San Pedro Sula, y con nuestra apertura hacia el socialismo del Sur”.

Sostiene que “Nada más, ni nada menos se puede decir de ese hecho histórico”.

Asegura que al igual que los cancilleres de América, el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, pueden dar fe de todas las dificultades que él mismo acompañó, durante dos largos años, y que hubo que sortear para acordar la resolución del reingreso de Cuba.

Zelaya recuenta que anular la expulsión de Cuba de la OEA, como contiene la declaración de San Pedro Sula, ocurrida unos días antes del golpe contra el Estado de Honduras, fue “una rectificación histórica de esta generación, sobre un error, un crimen cometido por otras gentes, hechas gobierno, cuatro décadas atrás…”

Y califica que esas gentes al actuar contra Cuba “…llenaron de vergüenza a nuestros pueblos, cuando sin justificación- como quedó demostrado en San Pedro Sula- expulsaron de la organización al país heroico de Martí, Fidel y Maceo”.

En el cable diplomático número 210866, de la embajada de Estados Unidos en Tegucigalpa al Departamento de Estado, fechado el 8 de junio de 2009, y difundido por WikiLeaks, Hugo Llorens señala que Zelaya “presionó con éxito al Alba a aceptar “nuestro texto”.

Insinuando que el documento de la resolución sobre Cuba aprobada por la OEA fue preparado por Estados Unidos y presentada por Zelaya, quien obtuvo el apoyo de los paies del Alba.

Washington aceptó levantar la prohibición del organismo regional a Cuba siempre que se incluyera el requisito de que La Habana pidiera ser readmitida y supeditar su pertenencia a la adhesión de Cuba a la Carta Democrática de la OEA, dice el Embajador.

Zelaya ironiza que es “notorio” en los cables diplomáticos de los embajadores imperiales que tomen “tan en serio”, la misión de “nterpretar”, en su beneficio, las decisiones de otros países, lo que hace que “terminen confundiendo el día con la noche, lo negro con lo blanco, y, en general cualquier actitud que les sea adversa”.

En tanto, Zelaya, diferenció entre la relación puramente de negocios, comercial, con las derechas; de la que es establecida “con los hermanos de Latinoamérica [con quienes] construimos la sociedad del futuro”.

Hay que observar “de cerca las permanentes manipulaciones de esta gente que ya demostró una y otra vez, que les resulta más fácil callar la verdad que dejarme retornar a mi pueblo”, indicó Zelaya
La historia y los pueblos enjuician los hechos.

"A los hombres nos definen nuestros actos, en ese sentido, dejo en manos de la historia y de los pueblos de América Latina el juicio de mis hechos y de mis ideas, de los que estoy profundamente orgulloso”, concluyó el presidente expatriado por el golpe de Estado oligárquico militar en 2009.

No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba