lunes, 31 de enero de 2011

¡Se levanta la juventud en norafrica!

La juventud del norte áfrica en pie de guerra

¡Viva la lucha de la juventud, la clase trabajadora y los sectores populares de Túnez y Egipto!

¡A seguir su ejemplo de lucha!

El proceso revolucionario que aconteció en Túnez las primeras semanas de enero, a sacudido toda la región. Esta movilización en Túnez logró conseguir la caída del dictador Ben Ali, mientras en otros países como Argelia, Yemen o Egipto, las masas populares, obreras y de la juventud oprimida, exigían la salida de los gobiernos autocráticos que han sido la carta política del imperialismo de Francia y Estados Unidos, para mantener la expoliación planificada de estos países, con altas tasas de desempleo, carestía de la vida y miseria. El autoexilio del dictador tunecino fue un claro golpe hacia los imperialistas europeos, quienes hasta el final repitieron: “Ben Ali es el presidente legal de Túnez”. Este golpe, que quebró el régimen autocrático, que dividió a las Fuerzas Armadas e hizo tambalear los intereses de las burguesías europeas transnacionales, sólo fue posible a partir de la movilización en las calles, en donde los estudiantes y la juventud, a penas ingresaron a clases, llenaron las calles como no se había visto hace más de 40 años. La serie de inmolaciones previas al estallido, que en buena parte gatillaron la rabia de miles de trabajadores y al pueblo oprimido, la carestía de los precios producto de la segunda fase de la crisis capitalista internacional, los altos índices de pobreza y desempleo, que se duplican en la juventud, la amplia gama de profesionales sin poder ejercer sus trabajos, fueron los ingredientes que regaron pólvora por toda la nación. Bastaron pocos días para que la lucha por pan, trabajo y libertad se transformara en una lucha contra sus responsables, el gobierno represor del RCD, el partido de Ben Ali.

Esta serie de manifestaciones, que tienen involucrada a gran parte de la población del Magreb (norte de áfrica), forman parte del nuevo periodo de la crisis económica mundial, que en Europa significo la movilización masiva de trabajadores y estudiantes contra los planes de ajustes de sus principales países, cuestión que reducía salarios, eliminaba puestos de trabajo y quitaba garantías sociales del Estado de Bienestar de pos-guerra. Esto ha venido a demostrar que ninguna variante del capitalismo puede servir para satisfacer las necesidades mínimas y esenciales de las masas obreras, estudiantiles y populares. El escenario mundial ha entrado en un nuevo periodo, y el imperialismo Norteamericano planifica restituir su hegemonía mundial, de ahí los viajes a Latino América, de ahí la preocupación de todo el gabinete de Obama, que está discutiendo día y noche cómo sostener la situación en Egipto, que tiene al autócrata Mubarak, entre la espada y la pared, a partir de que las manifestaciones no han cesado luego de que haya sacrificado a todos sus ministros.


Ha sido la juventud trabajadora, estudiantil y popular el actor fundamental de estos procesos. Desde Las Armas de la Crítica, saludamos enérgicamente este enorme proceso que están librando cientos de miles de jóvenes en el Magreb, quienes han dejado sus vidas en la lucha callejera, se han enfrentado a la represión, han marchado junto a los trabajadores y los sectores populares, han logrado derribar a un dictador en Túnez y hoy siguen combatiendo contra la autocracia en Egipto. ¡Es un ejemplo de lucha que debe impactar a la juventud del mundo entero!

Hace unos meses decíamos con fuerza ¡Arriba la juventud Europea en lucha! y hoy más que nunca, se hace necesario tomar el camino de miles de jóvenes obreros, estudiantes y pobres para enfrentar las condiciones de precariedad y miseria, e identificar quiénes son sus sostenedores y responsables. En un Chile gobernado por la derecha de la dictadura de Pinochet que viene profundizando los pilares de la educación de mercado y en la flexibilización del trabajo juvenil con una serie de reformas, donde se sostienen condiciones de precariedad, donde son masacrados 81 jóvenes presos en las cárceles del Estado, donde la policía tortura y reprima, hace falta una política que enfrente de raíz al Chile de la Derecha y la Concertación, hace falta una política que cuestione de raíz la precariedad y el negocio en los colegios y universidades, que sostenga que los únicos aliados del movimiento estudiantil son los trabajadores y el pueblo pobre, jamás lo podrá ser la Concertación o los Rectores, que en conjunto sostienen la política de regular el mercado, es decir; ¡Manteniendo el espíritu de la derecha, que predica y obra para que la educación sea un nicho de capitalistas! En empresarios de centro-izquierda quieren que confiemos las Juventudes Comunistas, que dirigen gran parte de los organismos de los estudiantes, convirtiéndolos en espacios burocratizados y no herramientas de lucha.

Es por esto, que debemos enarbolar el ejemplo de lucha de la juventud en el norte de África, que ante el desempleo, ante la carestía de la vida, ante la corrupción del régimen, ante la represión, ante una vida sin futuro, se alzan en pie de guerra marchando junto a miles de trabajadores y pobres contra los dictadores y sus regímenes. El imperialismo norteamericano y europeo han sostenido todos estos años a estas dictaduras, y con la más descarada hipocresía hablan de “democracia”. Debemos tomar esto para levantar un movimiento estudiantil anti imperialista, anti capitalista y pro obrero, para así poder combatir a quienes encarnan al imperialismo y los empresarios en este país, la Derecha y la Concertación.
¡Viva la lucha de la juventud obrera y popular del Magreb!



¡QUE LA CRISIS LA PAGUEN LOS CAPITALISTAS!


¡Basta de miserias del capitalismo;


Educación gratuita, 100% finaciada por el Estado, de calidad, laica y al servicio de la clase trabajadora y el pueblo pobre!


¡Adelante la juventud combativa!
Las Armas de la Crítica.cl











































No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba