sábado, 20 de agosto de 2011

Bolivia: Ola de luchas populares contra política de Evo

Por: Protesta (para El Socialista de Argentina)

Bolivia
La Protesta (Bolivia) para El Socialista
Este lunes se iniciaron tres grandes movilizaciones sociales: paro cívico por tiempo indefinido de El Alto, movilización general en el Departamento de Potosí y la marcha indígena de la CIDOB, desde Trinidad a La Paz (600 km). Todas cuestionan la política económica del gobierno de Evo Morales.
El Alto es la gran ciudad, pegada a La Paz, a 4.000 metros sobre el nivel del mar, de un millón de habitantes, casi todos pobres. Sus vecinos protagonizaron la gran insurrección popular del 2003, la llamada “guerra del gas”, que derrocó al presidente neoliberal Sánchez de Losada, al costo de 70 muertos y centenares de heridos.
Ahora sus vecinos salen a la lucha reclamando que les pongan gas domiciliario a todos (sólo un 40% aproximadamente lo tiene), obras públicas y mayor asignación presupuestaria para la ciudad. El paro general de El Alto, decidido por un ampliado de 400 presidentes de juntas vecinales de base, implica bloqueo de sus calles y avenidas de de las entradas principales a La Paz y al Aeropuerto. Así comenzó la insurrección de octubre del 2003.
Potosí es un Departamento, con aproximadamente 800.000 habitantes (sobre 10 millones que habitan Bolivia), históricamente saqueado. Aquí estaba el centro del poder económico español en América, con el Cerro Rico, repleto de plata. Hoy sigue habiendo gran minería de saqueo. La empresa San Cristóbal, de zinc, plata, oro, se lleva más de 1.000 millones de dólares al año y sólo aporta impuestos por 50 millones. El pueblo potosino se levanta contra su pobreza, exigiendo obras públicas, un aeropuerto, una fábrica de cemento y una metalúrgica. Pedidos muy modestos, pero que el gobierno nunca satisfizo. La movilización es convocada por el COMCIPO (Comité Cívico Potosinista), que incluye a la central obrera, federación estudiantil y organizaciones populares.
Los indígenas del oriente del país, encabezados por su confederación la CIDOB, marcharán caminando 45 días, 600 km, en defensa de un Parque Nacional y Territorio Indígena, el Isiboro Sécure, en el que el gobierno quiere hacer una gran carretera en beneficio de la Repsol (que descubrió petróleo ahí), de las grandes multinacionales brasileñas, del capital mafioso del narcotráfico y de la oligarquía terrateniente de Oriente del país. Pero no del pueblo boliviano. La carretera destruirá una zona selvática enormemente rica en biodiversidad adonde habitan los indígenas yuracarés y moxeños.
Las tres grandes movilizaciones de masas cuestionan la política económica de un gobierno que se ha aliado a las transnacionales y terratenientes. Las tres involucran a sectores sociales que fueron base del MAS, partido de gobierno y que lucharon hasta derrocar a los gobiernos neoliberales. Como dicen en El Alto: “El Alto llevó a Evo al gobierno, pero Evo no le dio nada a El Alto”.
Este sentimiento es compartido por gran parte del pueblo y el apoyo al gobierno cayó a poco más del 30%.
Desde Oruro, el dirigente de la COD central obrera departamental Jaime Solares, se manifestó en apoyo a las tres movilizaciones y dijo que era necesaria una nueva alternativa política revolucionaria de los trabajadores.
En El Alto, Fanny Nina, la presidente electa por el Congreso de la Federación de Juntas Vecinales en el 2010, luego desplazada por el MAS, convocó también todo a la movilización. La Agrupación La Protesta llamó al pueblo y especialmente a los sindicatos a apoyar y a unir estas luchas hasta imponer las demandas populares.



.

Ir arriba

ir arriba