viernes, 22 de enero de 2010

Ocupan militarmente Haití bajo pretexto de ayuda humanitaria, Aldo Díaz Lacayo

Gobierno norteamericano juega a establecer una base indefinida



El historiador y analista internacional Aldo Díaz Lacayo, señaló que la participación del gobierno norteamericano en la tragedia que vive Haití, no puede verse desde el punto de vista humanitario, sino desde una visión de interés geopolítico de cara a proseguir intentando intimidar a América Latina y el Caribe.
La desgracia y dolor que vive el pueblo de Haití está siendo tomada como pretexto por el gobierno norteamericano, para afincarse con sus fuerzas militares norteamericanas de forma indefinida, con una clara intención de amenaza hacia al sur.

Haciendo un poco de historia, Aldo recordó que desde hace diez años Haití como nación extremadamente pobre fue intervenida por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, so pretexto de ³país o estado fallido².

³Hay que valorar la participación norteamericana no desde el punto de vista humanitario, sino desde el punto de vista geopolítico y estratégico. Haití desde hace diez años fue invadido por Naciones Unidas con el pretexto que era un país fallido², dijo Aldo.

Bajo esa óptica de interés geopolítico, Estados Unidos ha visto en la desgracia haitiana, el pretexto inmediato para impulsar su nueva estrategia de agresión, lo que le permite ir haciendo un entramado militar que había mermado antes de la aparición de la revolución independista en América Latina.

³Siempre hay que contextualizar dentro del caribe y principalmente dentro de su entorno inmediato, primero Republica Dominicana y después Cuba porque Haití está frente de Santiago de Cuba, la nueva política de agresión militar directa e indirecta requiere un entramado militar superior al que había antes de la emergencia de la revolución de America Latina y ese entramado está determinado por la presencia de bases militares², refirió Aldo.

Si bien Estados Unidos puede agredir o invadir militarmente sin necesidad de tener bases militares en alguna región determina, sostiene Aldo, las mismas permiten una acción inmediata y no en balde las bases norteamericanas en Colombia, Panamá, Palmerola (Honduras) y ahora en Haití.
Denuncia del ALBA es oportuna

³Ellos podrían invadir sin bases militares, pero estas le permiten la acción inmediata como el caso de Colombia, Panamá Aruba, como ahora es el caso de Haití, entonces encubierta la gestión con la ayuda humanitaria va la estrategia militar de fincarse como una base por tiempo indefinido, esa base probablemente va a tener una acción intimidante mayor en el Caribe y en Centroamérica², dijo.

El terremoto en Haití de acuerdo a Aldo le cayó ³como anillo al dedo² a Estados Unidos, pues si bien tienen en Guantánamo, esta sufre un terrible desprestigio por ser considerada meramente como base carcelaria.

³¿Porque no reactivaron Guantánamo y Puerto Rico, porque Guantánamo es un contencioso muy viejo y esta además desprestigiado como base carcelaria y Puerto Rico ha tenido tantos conflictos internos ¿qué para que despertarlo? cuando tienen la maravillosa oportunidad de fincarse en Haití².

Recordó Aldo que el compañero Daniel Ortega fue el primer presidente de una nación que denunció la ocupación militar y el interés particular de Estados Unidos, luego siguió el mandatario venezolano Hugo Chávez y Evo Morales de Bolivia.

³Creo que Daniel ortega tuvo razón en hacer la primera denuncia, después vino (Hugo) Chávez y luego Evo, quien subió la parada y dijo que la denuncia debe llevarse al seno de las Naciones Unidas, el ALBA como tal y los presidentes del ALBA están viendo correctamente la amenaza militar que implica la ocupación en Haití y que no vengan con el cuento que están haciendo labor humanitaria, están haciendo labor de seguridad².

Resaltó que producto de esa ocupación, la labor humanitaria que realizan otros ejércitos del mundo, está siendo bloqueada y particularmente la solidaridad que demuestran las naciones del ALBA, particularmente Cuba, Venezuela y Nicaragua.

³La participación nuestra es muy modesta pero tiene un valor extraordinario en términos de rescate y asistencia humanitaria, pero para ellos (gobierno norteamericano) no vale nada, absolutamente nada, son ellos los que autorizan quien aterriza y quien no, por eso la posición de Venezuela y Nicaragua es extraordinaria y dicen Œvamos a ir aterrizar¹ eso hay que valorarlo no solamente desde el punto de vista de la soberanía sino de la dignidad nacional².

Ir arriba

ir arriba