domingo, 23 de octubre de 2011

Bolivia: Prosigue diálogo gobierno – indígenas del TIPNIS. Van dos acuerdos

Abril,23 de octubre, 2011.- Desde el inicio del diálogo entre el presidente Evo Morales Ayma y los dirigentes de los pueblos indígenas del oriente se han producido avances que se trasuntarán en la firma de acuerdos, manifestó el domingo el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, César Navarro.
Dijo que esos avances se lograron desde el viernes al mediodía en base a la actitud demostrada por el Primer Mandatario y reflejada en los dirigentes de los marchistas indígenas que se sentaron alrededor de la mesa del diálogo en busca de soluciones a sus demandas.

Navarro subrayó que “se han logrado avances en los dos puntos más conflictivos como son los relacionados con el tema del TIPNIS y la promulgación de la Ley debe ser conjunta el lunes, una vez que sea sancionada por el legislativo, además de la relacionada con el Aguaragüe”.
Indicó que en el punto de la carretera se definió que no debe pasar por el corazón del territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), además de desalojar de esa región a los colonos para que no haya más asentamientos ilegales en la zona.
Agregó que en el acuerdo, que ha sido firmado por los dirigentes y las autoridades, se convino en que el Gobierno “no va a permitir nuevos avasallamientos en el TIPNIS, lo que era una de las preocupaciones de los habitantes del lugar”.
El Viceministro enfatizó que se ha visto la necesidad de elaborar en forma conjunta, una vez que sea promulgada la Ley sobre la carretera, un reglamento que establezca los mecanismos de acción inmediata para su cumplimiento.
Remarcó que el punto 2 de las demandas de los marchistas indígenas tiene que ver con el parque Aguaragüe, en el Chaco de Tarija, “por lo que es un asunto que compete a los guaraníes de ese departamento”.
Subrayó que la preocupación de los dirigentes en este punto era exigir una investigación sobre el mal sellado de algunos pozos que no están en explotación en la zona, lo que provoca la emisión de gases y la consecuente contaminación.
“El acuerdo establece la conformación de una delegación tripartita entre el Estado, el sector privado y los indígenas para que en un plazo no mayor a los 15 días se traslade a la zona para adoptar las acciones pertinentes”, señaló.
Navarro sostuvo que los dirigentes expresaron que no se oponen al desarrollo y a la inversión en el país, lo que echa por tierra los fundamentalismos ambientalistas que frenan el desarrollo en el TIPNIS, en otras zonas y en el Aguaragüe, que es el principal canal de salida de las exportaciones de gas boliviano.
“Los dirigentes aclararon que si bien el pliego de demandas exige la paralización de actividades hidrocarburíferas en el Aguaragüe, la representación indígena aclaró que no significa impedir la captación de recursos económicos que sirven para el desarrollo de todo el país”.
Reiteró que la principal preocupación de los marchistas en el tema del Aguaragüe es impedir los riesgos de contaminación por el mal sellado de los pozos que estaban a cargo de la empresa Petro Andina.
Dijo que con los dos puntos solucionados, el diálogo sigue avanzando, aunque lamentó que ciertas personas que no tienen que ver con las organizaciones, como son los asesores, algunos extranjeros, son los que dificultan el logro de consensos.
Agregó que las demandas de los indígenas no han sido nunca desconocidas por el Gobierno, por lo que los avances son para puntualizar algunos temas que en el fondo ya existían.
Manifestó que sobre el tema de tierra se estableció una metodología de trabajo porque vincula a otros sectores de la sociedad boliviana y no es de exclusividad de uno de ellos.
Fuente: Agencia Boliviana de Información (ABI).

Ir arriba

ir arriba