martes, 25 de mayo de 2010

El nieto de Franco vuelve a tener problemas con la Justicia

Encuentran su documentación en manos de dos colombianos que trafican con cocaína.

Jaime Martínez-Bordiú, el menor de los nietos del dicador Francisco Franco, vuelve a ser protagonista de un escándalo relacionado con el tráfico de cocaína a pequena escala.

Según informa la revista Interviú, un control rutinario de tráfico en Valencia llevó a que la Guardia Civil detuviera a dos ciudadanos colombianos que transportaban en el maletero de su coche seis kilos de la citada droga, a la que Martínez-Bordiú es adicto desde hace años, tal y como él mismo ha confesado públicamente. Además, junto a la droga, los dos detenidos portaban el carnet de patrón de yate del nieto de Franco, así como una tarjeta de crédito Visa Oro a su nombre. El propio Martínez-Bordiú ha reconocido que no le robaron estos documentos.

El pasado 16 de diciembre la Guardia Civil detuvo en Requena (Valencia) a una pareja de colombianos que transportaba un alijo de seis kilos de pasta de cocaína. Junto a la droga, los agentes incautaron dos documentos pertenecientes al nieto menor de Francisco Franco: por un lado su carnet de patrón de yate y, por otro, una tarjeta de crédito Visa Oro del Deutsche Bank.

Aunque en un primer momento la Guardia Civil supuso que los documentos habían sido robados, esta opción quedó rápidamente descartada: Martínez-Bordiú no había presentado ninguna denuncia por robo o extravío, y ni siquiera lo había comunicado a su banco.

Amistad con los detenidos.
Según la versión de los dos colombianos detenidos que ofrece Interviú, éstos aseguraron que mantienen una estrecha relación de amistad con el nieto menor del dictador, y que incluso han visitado su domicilio. No obstante, ambos negaron que Martínez-Bordiú tenga relación alguna con la droga. Se limitaron a asegurar que está “al margen de los hechos” y que les prestó los documentos intervenidos por la amistad y confianza que media entre ellos.

No se descarta la imputación.
Así las cosas, la Guardia Civil sospecha de que la cocaína tenía como destino Ibiza y que los colombianos pidieron a Martínez-Bordiú su carnet de patrón para poder alquilar una embarcación y transportar el alijo hasta la isla. En cualquier caso, la investigación continúa abierta, y no se descarta aún la imputación del nieto de Franco.

Otros problemas con la Justicia.
El menor de los Matínez-Bordiú se encuentra actualmente en libertad con cargos a la espera de pruebas policiales que determinen si disparó desde su coche al conductor de otro vehículo el pasado mes de abril. Esta no es la única polémica que ha protagonizado el nietísimo en los últimos tiempos. En marzo de 2009 fue condenado a un año de prisión por maltratar a la que fuera su pareja sentimental, Ruth Martínez.

Tutelado por su madre y en tratamiento psicológico.
En el verano de 2008, a raíz de esta denuncia, Martínez-Bordiú acudió a un plató de televisión para defenderse, y confesó que la culpa de sus comportamientos violentos los tenía la cocaína, a la que dijo ser adicto desde hacía años. Actualmente, Martínez-Bordiú está tutelado por su madre, Carmen Franco, y se encuentra en tratamiento psicológico por su adicción.

Relacionado: El nieto de Franco, acusado de disparar desde su coche a otro conductor.
http://www.elplural.com/politica/detail.php?id=45164

Ir arriba

ir arriba