jueves, 30 de junio de 2011

¿Y los Derechos Humanos en EE.UU.? - José Rouillon Delgado

EE.UU presume de defensor de los derechos humanos mientras tortura, invade territorios ajenos, procura y vende y/o regala armamentismo a gobiernos genocidas, envía tropas, utiliza armas letales, mata niños, pone bases militares en más de 100 países de todos los continentes, se adueña de riquezas naturales, de países y se los anexa, apoya o destituye presidentes e infiltra sus políticas de dominación en otros gobiernos con anuencia de dirigentes políticos, dueños del control privado de los medios de comunicación y empresarios locales, usa el espionaje, compra presidentes ….

¿Los derechos humanos se convierten en banderas de políticas maquiavélicas que se justifican según determinados y específicos intereses? ¿Campañas mediáticas de los poderosos por un lado, con los arribistas de siempre, y silencio y ocultamiento de lo diferente? En ningún caso se debe justificar la tortura, la represión, el secuestro, la explotación laboral, la educación domesticadora o bancaria alienadora.
EEUU es ¿la voz y campeón de la democracia y de las libertades? ¿A favor de quiénes? …Se alía con el gobierno de Colombia, con democracia autoritaria y bamba, y elecciones en las que se compra el voto, el país con paramilitares, más de 50 congresistas aliados de su presidente en la cárcel, asesinatos de periodistas y campesinos. ¿Quien denuncia? ¿Hay campañas mediáticas? No, solo silencio y complicidad.
¿Por qué ataca y se ataca especialmente a Cuba, Nicaragua, Bolivia, Venezuela, Ecuador? ¿Por qué? Cuba, país que si lo hubiesen podido ahogar e invadir ya lo hubiesen hecho. Pero, Cuba es invencible, y tiene todo el derecho a defenderse y a construir en paz su democracia de participación. ¿Por que el cargamontón de la derecha? … ¡Fariseos de múltiples colores!
¿En qué consiste la política de EEUU contra el terrorismo y el narcotráfico? … ¿Imponer su sola y única verdad? ¿Tiene justificación ética su intervencionismo global y su política genocida y armamentista? ¿Por que algunos no la denuncian? Solo neutralizando radicalmente a las fuerzas antagónicas se construye el socialismo. Tarea y misión nada fácil por la fuerza que tiene el imperio. Pero, sin hipocresías.
Los que se han pronunciado contra Cuba, por ejemplo, hemos leído de ellos, una palabra o pronunciamiento de condenación, con la misma beligerancia, e histerismo sobre el mismo EEUU, ¡la madre del cordero!, o sobre lo que sigue sucediendo en Honduras, y Colombia? ¡Sencillamente! Son interesados y dogmáticos de derecha o disfrazados con lenguaje de izquierda!!! Ningún dogmatismo ni sectarismo es bueno.
Sólo con la verdad, -y sabiendo que es necesaria pero no es suficiente la lucha a fondo contra la corrupción, ¡y ojala que no se convierta en un slogan!-, se defienden los derechos humanos en nuestro mundo globalizado e interrelacionado, que nos concierne a todos.
Es con un trabajo permanente y solidario, uniendo fuerzas, iremos construyendo verdadera democracia participativa. Con ética comprometida por una opción política por los pobres, socialista, de justicia social incluyente, humanista y participativa, es como se defienden los derechos humanos y se construye el verdadero socialismo.
No es suficiente cambios en lo social. Se requieren y son indispensables los cambios en la estructura del poder económico.
Sólo con organización y acción unitaria, sin el complejo de Adán, acción unitaria del pueblo, mas alela de dirigencias, acción solidaria, sin confundirse de enemigos, conducta ética, con mística, con pasión y práxis crítica permanente podemos realizar la transformación liberadora en América Latina. No existe otro camino.
Por una opinión, información y educación popular liberadora, y con los medios de comunicación al servicio de la verdad, y no en manos de los poderosos y opresores.

No nos dejemos distraer por las campañas mediáticas. Si hay que denunciar lo que haya que denunciar. Pero verificando que las fuentes sean de verdad y no a través de la prensa y de intereses de los poderosos de este mundo. Dejemos los dogmatismos fundamentalistas, las posturas individualistas extrañas, y sus intereses protagónicos insanos, y vivamos con la mayor coherencia posible nuestros sueños y utopías que Otro Mundo Es Posible y que se puede construir el socialismo.
Leamos ahora, este ESPECIAL para que la memoria no lo olvide.
1. La sombra de los derechos humanos en Estados Unidos
Vicky Peláez (especial para ARGENPRESS.info)
Miércoles 17 de marzo de 2010
‘Es más fácil ver la paja en ojo ajeno que una viga en el propio’ Refrán popular
Durante los últimos 34 años, el Departamento de Estado norteamericano viene emitiendo anualmente un documento sobre los derechos humanos en 194 países, donde denuncia los abusos, especialmente en naciones que se atreven a salir de la línea ideológica o del modelo económico norteamericano. Por supuesto la ex URSS, Corea del Norte y Cuba fueron siempre sus blancos preferidos.
Posteriormente, a medida del avance de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), agregaron a Venezuela, Bolivia, Ecuador y Nicaragua. En vísperas de la invasión a Irak y Afganistán, estos gobiernos fueron blanco de sus acusaciones. Los desacuerdos económicos con China motivaron denuncias contra este país y lo mismo pasa con Rusia por su geopolítica, cada vez menos subordinada. Pero lo curioso es que el Departamento de Estado nunca evaluó esta situación dentro de los Estados Unidos.
Hasta este año, algunos países recibían humildemente las acusaciones, otros, como Cuba, las rechazaban enérgicamente denunciando abusos en el país del norte, pero nadie se atrevía a presentar un informe detallado de esa situación en EE.UU., como lo ha hecho ahora China en un voluminoso expediente. El presidente del Ecuador, Rafael Correa y su homólogo venezolano Hugo Chávez también han anunciado sus futuros informes sobre Estados Unidos. Y tienen razón para hacerlo.
Según organismos de derechos humanos, el país que se autoproclama ‘símbolo de la democracia en el mundo’, ha asesinado a más de un millón de civiles en Irak y Afganistán, y últimamente, cada semana, las bombas y misiles de sus drones (aviones no tripulados) matan a inocentes en Paquistán. Su “nueva” táctica de contrainsurgencia que los EE.UU. y sus aliados europeos aplican en las provincias de Helmand y Kandahar, bajo la consigna: “vaciar los estanques del agua para que las peces (talibanes) mueran”, significa la guerra sucia, es decir desaparecidos, torturados y ejecutados. Las prisiones como Guantánamo, Abu Ghraib en Irak y Bagram en Afganistán son símbolo de la barbarie en el Siglo XXI.
La democracia de Estados Unidos ha institucionalizado la tortura acomodando la constitución.
Nadie ignora que el presidente Barack Obama protege a sus autores intelectuales John Yoo y John Bybee, y no ha hecho nada contra la orden ejecutiva de George Bush que permite a los servicios especiales, ejecutar a sospechosos en preparación de actos terroristas.
Dentro del país, el gobierno persigue a inmigrantes indocumentados y hasta encarcela a familias enteras o en su defecto deporta a los padres y deja en la orfandad a los niños.
Esta nación que acusa a Cuba de tener 5,000 encarcelados, incluyendo a 200 disidentes, tiene la población carcelaria más grande del mundo: 7.3 millones de personas que están en prisión o en libertad condicional, lo que constituye el 25 por ciento de todos los encarcelados en el mundo.
El gobierno de Obama permite, en plena depresión económica, que los multimillonarios aumenten sus ganancias en 16 por ciento, mientras 16.7 millones de niños estadounidenses tienen hambre, 3.5 millones menores de cinco años sufren malnutrición y 1.5 millones de niños están desamparados.
 ¡Y ni qué hablar de los adultos!
Nadie lo ve y nadie habla de esto, porque el dios globalizado del dinero, tapa los ojos de los derechos humanos tanto aquí como en Europa.
2. CIA tenía plan secreto de asesinatos
Holder considera posibilidad de investigación penal de gobierno de Bush
BOLETÍN DEMOCRACY NOW! EN ESPAÑOL
Informe: Lunes, 13 de julio de 2009
www.democracynow.org/es
El fiscal general Eric Holder está considerando la posibilidad de designar un fiscal penal para investigar las prácticas utilizadas por la CIA en los interrogatorios durante el gobierno de George W. Bush. Newsweek informa que Holder está cada vez más preocupado luego de revisar las políticas de interrogatorio de dicho gobierno. Según se informa, le dijo a un colega que lo que vio en los informes sobre el tratamiento dispensado a los prisioneros en las cárceles secretas de la CIA “le dio vuelta el estómago”. Se prevé que Holder tomará una decisión en las próximas semanas, puesto que ya manejó diversos nombres para ocupar el cargo de fiscal especial. Holder está evaluando la posibilidad de llevar a cabo una investigación, a pesar de la opinión en contrario del Presidente Barack Obama, quien se opuso a una iniciativa de los demócratas del Congreso para formar una “comisión de la verdad”. Obama afirmó que el país debería “mirar hacia adelante y no hacia atrás”. Holder declaró a Newsweek: “Espero que sea cual sea la decisión que tome, ésta no tenga un impacto negativo en los planes del Presidente. Pero eso no puede ser parte de mi decisión”.
Informe: CIA tenía plan secreto de asesinatos
La CIA también está siendo fuertemente criticada por no haber informado al Congreso de un programa altamente clasificado de asesinatos dirigidos que la agencia implementó después de los ataques del 11 de septiembre. Según el Wall Street Journal, dicho programa se centraba en el intento de la agencia de capturar o asesinar terroristas. El Journal informa que la CIA destinó dinero y planificación, y que posiblemente suministró entrenamiento. Lo que permitió la implementación del programa fue un pronunciamiento legal presidencial de 2001, conocido como “finding” (que puede traducirse como “fallo” o “decisión”) que autorizó a la CIA a llevar a cabo tales iniciativas, a pesar de que el gobierno de Ford prohibió los asesinatos en la década de 1970. El Congreso se enteró de la existencia del programa recién el mes pasado, cuando Leon Panetta, director de la CIA designado por el Presidente Obama, le puso fin al plan. La senadora Dianne Feinstein estuvo en el programa televisivo Fox News Sunday. No describió el programa, pero confirmó que el vicepresidente Dick Cheney había ordenado a la CIA que ocultara su existencia al Congreso.
Dianne Feinstein dijo: “La respuesta es ‘sí’, el Congreso tendría que haber sido informado. Tendríamos que haber sido informados del inicio de este tipo de programa sensible. El director Panetta nos informó hace dos semanas, creo que el 24 de junio; dijo que recién se había enterado del programa, nos lo describió, nos dijo que lo había cancelado y, tal como se informó, nos dijo que le habían comunicado que el Vicepresidente [Cheney] había ordenado que no se pusiera en conocimiento del programa al Congreso”.
No es la primera vez que el gobierno de Bush es acusado de llevar a cabo asesinatos dirigidos. Este mismo año, el periodista de investigación Seymour Hersh reveló que dicho gobierno dirigió un “anillo ejecutivo de asesinatos” que estaba bajo las órdenes directas del ex Vicepresidente Dick Cheney.
Seymour Hersh expresó lo siguiente: “El Congreso no tiene supervisión sobre [el programa]. Se trata básicamente de un ala de asesinatos ejecutivos. Y ha continuado sin interrupciones. Justo hoy en el Times hay un artículo en el que se afirma que su líder, un almirante de tres estrellas llamado McRaven, ordenó detener ciertas actividades porque había demasiadas muertes colaterales.
Bajo el mandato del presidente Bush, ingresaban en países, sin hablar con el embajador o el jefe de la CIA del lugar, buscaban personas que tenían en una lista, las ejecutaban y abandonaban el país”.
Según Hersh, el programa fue ejecutado por el Comando Conjunto de Operaciones Especiales (JSOC, por su sigla en inglés). El ex director del JSOC, Stanley McChrystal, es en la actualidad el máximo comandante en Afganistán del gobierno de Obama.
Informe del gobierno: programa de vigilancia de Bush “no tenía precedentes”
En otras noticias de inteligencia, un informe gubernamental publicado el viernes afirma que los esfuerzos de vigilancia del gobierno de Bush con posterioridad a los ataques del 11 de septiembre fueron mucho más allá del programa ampliamente divulgado de escuchas telefónicas sin orden judicial. El informe sostiene que se trata de un programa de vigilancia “sin precedentes” y cuestiona su fundamento legal. El informe también plantea interrogantes sobre la eficacia de la operación de vigilancia. Algunos funcionarios de la CIA se quejaron de que gran parte de los datos del programa eran “vagos y estaban fuera de contexto”, razón por la cual se volcaron a otras fuentes de información. A pedido del Congreso, el informe fue realizado por cinco organismos de control gubernamentales: inspectores generales del Departamento de Justicia, Pentágono, CIA, Dirección de Inteligencia Nacional y Agencia de Seguridad Nacional. Más de 200 funcionarios de jerarquía y agentes de primera línea de organismos de defensa e inteligencia fueron entrevistados en el informe, pero varios altos funcionarios del gobierno de Bush se negaron a declarar, incluidos el ex fiscal general John Aschroft, el ex abogado del Departamento de Justicia John Yoo, el ex director de la CIA George Tenet, y David Addington, un ex asesor de importancia del Vicepresidente Cheney.
[leer más]
http://colarebo.org/2011/06/30/%c2%bfy-los-derechos-humanos-en-ee-uu/

Ir arriba

ir arriba