miércoles, 30 de mayo de 2012

Argentina: entre el dólar, Scioli y las provincias - Rosendo Fraga

Scioli y De la Sota preocupados por las cuentas provinciales
El conflicto políticamente más relevante derivado del freno de la economía es la falta de fondos de las provincias. Mientras el dólar paralelo la semana pasada llegó a superar los 6$ y el INDEC informó que en abril se registró el menor nivel de importaciones y la producción industrial más baja desde la crisis de 2009, la recaudación aumentó sólo 24% y el gasto -la inflación real- y el gasto 32%. Pero el frente políticamente más conflictivo en el corto plazo son las provincias. Su déficit alcanzaría este año los 30.000 millones de pesos según los gobernadores y ellos tomarían deuda por 20.000. Las provincias con dificultades para pagar el medio aguinaldo de junio llegarían a ser 20 de las 24. Las que tiene problemas incluyen a las más grandes: Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe. Políticamente la situación también alcanza a las que están muy cercanas al oficialismo, como son Entre Ríos y Tucumán. El anterior gobernador de Santa Fe (Binner) sostuvo que las provincias van a volver a emitir cuasimonedas y su sucesor (Bonfatti) dijo que no se puede descartar nada, aunque después dijo que no tiene previsto emitirlas. Al mismo tiempo, el Ejecutivo sigue presionando a las provincias que controla para que dejen de medir la inflación y Mendoza se sumó en mayo a ellas. Mientras para el INDEC la inflación desde 2006 ha sido de sólo 57%, San Luis registra 196% y Neuquén 224% en el mismo período. Ello sucede cuando la economía se frena y la inflación no baja.

Políticamente, el cristinismo busca neutralizar la ofensiva que significó el anuncio de Scioli de que busca ser Presidente en 2015. Entre las figuras del oficialismo que lo siguieron criticando durante la semana pasada se cuenta su vicegobernador, Mariotto. La reunión del Consejo Nacional del PJ realizada el martes 22 en la Capital fue la respuesta institucional al gobernador bonaerense. Sobre 75 miembros que la integran, fueron elegidos 21 para constituir una Comisión de Acción Política, entre los cuales no se incluyó a Scioli, pese a ser el Presidente interino del Consejo. Los elegidos fueron gobernadores y sindicalistas alineados con el gobierno nacional y algunos dirigentes de La Cámpora. Esta agrupación sigue ocupando espacios de poder, logrando ubicar un militante propio en la Inspección de Personas Jurídicas la semana pasada. Pero la batalla política en la provincia de Buenos Aires continúa entorno al incremento del impuesto rural. El Ejecutivo presiona al gobernador para que lo haga por decreto, sumándose así al estilo del gobierno nacional. Pero Scioli prefiere negociar, manteniendo su estilo de consenso y evitando un choque frontal con el campo, que está teniendo un grado de movilización importante. Esta semana el gobernador intentará nuevamente lograr la aprobación en la Legislatura provincial, buscando negociar con sectores de la oposición, cohesionar al bloque oficialista y eximir del impuesto a las zonas inundadas.
El oficialismo sigue dando pasos en su lucha contra las corporaciones y el fallo de la Corte que reduce el plazo para que los multimedios vendan emisoras ha sido importante. Esta decisión ha reducido en un año -de diciembre de 2013 a diciembre de 2012- el plazo de la justicia para resolver la constitucionalidad del artículo 161 de la ley de medios, que obliga a los multimedios a vender emisoras. El objetivo político de esta norma es la desarticulación del Grupo Clarín, pero de acuerdo al criterio de la Corte, también afectaría a los demás multimedios, la mayoría de los cuales hoy está alineado con el gobierno, aunque éste no dice nada al respecto. La pugna con Moyano se profundiza y se hace cada día más probable la división de la CGT, cuando los camioneros piden 30% de aumento -lo mismo reclama alimentación, alienado con los antimoyanistas- y complican la estrategia salarial del gobierno. La nueva ley de género ha generado la crítica de la Iglesia Católica, otra Corporación en la visión del gobierno. En cuanto al empresariado, la visión del oficialismo sigue siendo hostil y la inclusión de empresas importantes como Ledesma y otras en los juicios por derechos humanos, forma parte de las acciones para disciplinar -término utilizado por el oficialismo- al empresariado.
La política exterior es un ámbito donde la profundización del modelo está tomando forma. Mientras la UE y otros países del G20 formalizan la denuncia contra Argentina ante la OMC por el cierre a las importaciones y el Departamento de Estado la critica por la dependencia en la Justicia -ya el 47% de los jueces federales han sido designados durante los nueve años del kirchnerismo- y la falta de avances en las causas de corrupción, la política exterior argentina ha pasado a dar prioridad a la relación bilateral con países en desarrollo que no cumplen con los requisitos del mundo desarrollado en términos de institucionalidad. La misión a Angola inicia una serie de viajes similares de la Presidente y el secretario de Comercio -cuya influencia hoy es creciente-, que seguirá por Azerbaiján, Vietnam, Jordania y Argelia. Ello sucede cuando el canciller argentino sostiene que Angola no es la peor dictadura. Los cuatro países tienen regímenes políticos con más de tres décadas en el poder. Si bien las visitas a Angola, Azerbaiján y Argelia podrían explicarse por la necesidad argentina de importar hidrocarburos, no es el caso de Vietnam y Jordania. Tres años y medio atrás, Cristina criticaba públicamente en su presencia al Presidente de Guinea Ecuatorial (Obiang) -su país es el tercer exportador de petróleo de África después de Nigeria y Angola- por no respetar los derechos humanos durante una visita a Buenos Aires. Estos viajes a países ajenos en la región han generado críticas en los socios regionales que como Chile y Uruguay tienen fuerte déficit comercial con Argentina. Este giro se da cuando la política económica argentina muestra más coincidencias -aunque subsistan diferencias- con el modelo venezolano. El control cambiario es muy similar al implementado por Venezuela cinco años atrás, el que precedió al desdoblamiento del mercado cambiario que también podría implementarse en la Argentina. Políticamente, el único presidente de América Latina que tiene tercer mandato como pretendería el cristinismo en Argentina es Chávez.
En conclusión: el conflicto políticamente más relevante que está provocando el freno de la economía es la crisis de financiamiento de las provincias; políticamente, el oficialismo nacional ha comenzado a neutralizar a Scioli tras su anunció de que pretende ser candidato presidencial en 2015 si la Presidente no puede serlo; la lucha contra las Corporaciones (medios, sindicalismo, Iglesia, empresariado) sigue siendo un eje central de la acción política del Cristinismo; por último, la profundización del modelo en la política exterior ha pasado a dar prioridad a las relaciones bilaterales con países del llamado tercer mundo sobre EEUU, la UE e incluso la región.
*********************
El significado del dólar, Argentina
El significado del dólar
Rosendo Fraga

Normalmente los fenómenos económicos críticos para una sociedad dejan huellas que se prolongan en el tiempo. Pero en la Argentina no siempre es así.
Las sociedades que han sufrido la hiperinflación privilegian la estabilidad por largos períodos de tiempo. En Alemania, y más de medio siglo después de haberlo vivido, este fenómeno sigue determinando sus políticas económicas y la actual discusión entre Merkel y Hollande en gran medida refleja el efecto que sobre Alemania como sociedad dejó la hiperinflación, incluso entre aquellas generaciones que no la vivieron y hoy toman decisiones.
Pero esto no ha sucedido en la Argentina: a sólo 16 años de la hiperinflación -en 2006- retornó la inflación de dos dígitos anuales, siendo el único país del mundo en el cual se puede ganar una elección con una inflación anual entre 20 y 25%.
Ahora la cuestión se plantea con la escalada del dólar, un fenómeno económico que también junto con la inflación ha caracterizado con recurrencia las últimas décadas de historia argentina.
Los gobiernos comienzan a pulsear con los mercados. En esta pelea, a veces se rounds -como sucedió con los controles a fines del año pasado-, pero es difícil ganarla en el mediano o largo plazo. Medidas de mayor control en los gobiernos populistas o de aumento de la oferta de dólares en los más ortodoxos por lo general postergan el problema, pero no lo resueleven.
Al mismo tiempo, el hombre común percibe efectos que son casi populares, como el llamado “dame dos”, cuando las compras en Miami resultaban más baratas que en el país.
Lo cierto es que el dólar paralelo se reinstaló en la percepción social con una gran velocidad.
Leer Más
http://www.nuevamayoria.com/index.php?option=com_content&task=view&id=3473&Itemid=39





No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba