martes, 11 de mayo de 2010

Honduras: Desalojan primer grupo de campesinos en Aguán

TOCOA.- Los campesinos que se habían tomado las plantaciones de la antigua Cooperativa San Isidro, fueron desalojados ayer por un contingente combinado de policías y militares.

El desaloja se efectuó este lunes 10 de mayo en horas tempranas y no hubo enfrentamientos como se temía, todo se llevó a cabo de forma pacífica.

La orden para el desalojo la firmó el juez de Letras Víctor Meléndez, el pasado tres de mayo, pero hasta ayer se cumplió por parte de las autoridades policiales y militares.

Los campesinos dijeron a TIEMPO que el desalojo fue ilegal ya que ellos cuentan con documentos legítimos de esas tierras.

Hubo incidentes menores durante la intervención policial, ya que algunos campesinos se resistían a abandonar la finca y profirieron insultos en contra de los uniformados.

Los miembros de la policía y del ejército permitieron que los campesinos sacaran las colchonetas en que dormían, pero luego procedieron a desarmarles las champas que habían construido.

Estáticos
Los campesinos se quedaron en la entrada de la plantación de palma africana de la Cooperativa San Isidro, situada a unos cinco kilómetros de Tocoa, en la aldea de Sinaloa.

La Cifra
60 personas fueron desalojadas por las autoridades, otros campesinos huyeron del lugar al inicio del desalojo.

POSICIÓN DE DINANT
En una carta pública, ayer, dirigida al ministro del INA, César Ham, el presidente de Corporación Dinant, Miguel Facussé, afirmaba que el conflicto no está resuelto por que el Gobierno no ha pagado las 3,000 hectáreas cultivadas de palma africana que puso a disposición.

Indica que las tierras apropiadas por el MUCA siguen siendo de Dinant al no haber ningún acuerdo de pago y por lo tanto persiste el delito de usurpación, “agravada por el hecho de que esta situación es avalada por el INA y otras autoridades”.

“El Muca continúa saqueando nuestras fincas, lucrándose por más de cinco meses de la venta de nuestros productos, incurriendo en el delito de robo continuado y de manera irresponsable por el delito de usurpación de parte del Muca, no se le ha podido dar el mantenimiento apropiado a las plantaciones en serio detrimento de éstas y su pérdida de valor”, señala.

“Este problema no puede considerarse resuelto, cuando Dinant, dueño legítimo de las tierras, ni siquiera ha sido notificado de las acciones arbitrarias emprendidas por el INA, mucho menos ha recibido respuestas a las bases que dejamos planteadas que permitan llegar a un acuerdo. Así mismo señala que la empresa continúa pagando el salario y otros beneficios sociales a más de 1,650 empleados.

Dinant también cuestiona que la tolerancia del INA y otras autoridades a la solución del conflicto sólo genera inseguridad jurídica y ahuyenta la inversión extranjera, lo que ha dado lugar a nuevas invasiones por otros grupos en la zona.

SEIS ORDENES DE DESALOJO
Una fuente judicial de Tocoa confirmó ayer tarde que las seis fincas invadidas cuya jurisdicción recae en Tocoa, tienen órdenes de desalojo.

La misma fuente confirmó que el desalojo realizado ayer en la finca San Isidro fue mediante orden judicial a instancia del Ministerio Público de Tocoa, emitida desde el tres de mayo, pero ejecutada hasta ayer por las autoridades policiales.

Otras fincas en poder del grupo campesino son:
1-Lempira
2- La Confianza
3-La Guapinol, Aurora
4- La Concepción
5- Marañones
5- Islas 1 y 2
6-Parte de El Tumbador





Ir arriba

ir arriba