sábado, 28 de febrero de 2015

Nigeria: Una política que sume al país en la barbarie - PAUL MARTIAL



  Con casi un millón de kilómetros cuadrados y 175 millones de habitantes, Nigeria es la gran potencia africana junto con Sudáfrica. Al igual que el resto de los países africanos es el resultado de la colonización británica en este caso. En su intento por lograr el control de las rutas comerciales, sobre todo tráfico de esclavos, que surcaban los ríos Niger y Benoué, los ingleses fueron ocupando territorios hasta formar la inmensa colonia que se corresponde con la actual Nigeria.
 En su avance hacia el interior y, para evitar conflictos mayores, los colonizadores dejaron una amplia zona del interior del país bajo la fórmula del Dominio indierecto que permitía una amplia autonomía en los asuntos interiores de las jefatura y las élites tradicionales. Este sistema, útil en aquel momento, se ha revelado como una fuente de conflictos tras la independencia. En lo lugares como Sudán del Sur o Negalandia, en la India, el Dominio indirecto permitió la aparición de conflictos que llegan hasta nuestros días.       En el caso de Nigeria, la región del Norte se mantuvo bajo el contro de los gobernantes tradicionales, refractarios a cualquier símbolo de modernidad introducido por la colonización que precediera de las áreas costera.  Estos gobernantes, vinculados a una interpretación rígida del Islam cultivan una recración historica que les vincula con el Califato de Sokoto y su Yihad en el Sahel durante el sglo XIX y un rechazo hacia elementos disgregadores como el sistema educativo tanto en la época de la colonia como el surgidos tras la independencia. No es casualidad que la insurgencia yihadista actua haya tomado el nombre Boko Haram (La educación occidental es pecado manteniendo un sistema dogmático e irracional basado en los valores religiosos.
leer másUna política que sume al país en la barbarie   


No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba