viernes, 27 de febrero de 2015

UN PEQUEÑO REFUGIADO CENTROAFRICANO MUERE ANTES DE PODER REUNIRSE CON SU FAMILIA

fotoniñocentrafrica-1
 Otra entrega de la colaboración entre el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y El Meridiano 82. 
 Por Dalia Al Achi, oficial de ACNUR en Bangui, República Centroafricana.                        
 El door de la separación ha sido demasiado para el pequeño Youssoufa, un niño centroafricano que falleció la semana pasada tras ponerse en huelga de hambre, desesperado por escapar de una cárcel virtual y reunirse con sus padres.
 La violencia extrema ha causado un desplazamiento masivo de la población, con decenas de miles de personas obligadas a huir de sus hogares y encontrar seguridad tanto dentro de la República Centroafricana como en países vecinos. Muchos niños quedaron separados de sus familia durante el caos de la huída, incluyendo a Youssoufa y sus dos hermanas, Ramatou y Awaou.                   
  A medida que las condiciones se deterioraban, Youssoua se deprimió y desesperó más. No había visto a sus padres desde hacía más de ocho meses y había sido testigo de todo tipo de horrores durante su huída. Se puso en huelga de hambre durante varias semanas y se negó a comer hasta que viera  a sus queridos padres de nuevo.  
leer más:UN PEQUEÑO REFUGIADO CENTROAFRICANO MUERE ANTES DE PODER REUNIRSE CON SU FAMILIA    

.

No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba