jueves, 26 de febrero de 2015

Uruguay: Carnaval y política - Claudio Álvarez

 La murga y la crítica      
 Históricamente el carnaval ha estado políticamente ligado a sectores populares y de la izquierda, con la mayoría de las agrupaciones vinculadas claramente con el Frente Amplio. Las murgas en especial, por tradición, fueron el eco de demandas populares, el altavoz para denunciar a los gobiernos y para proclamar la solidaridad, tanto con los sectores oprimidos como con causas de derechos humanos. Debido a todo esto resultaba una gran incógnita ver qué pasaría con dicha tradición si el Frente Amplio era gobierno.
Lamentablemente desde 2005 hasta acá la mayoría de las murgas son oficialistas, traicionando aquella tradicón crítica. Basta recordar a distintas agrupaciones acompañando la gira de los candidatos del FA. Sin embargo aún podemos ver algunas demandas populares y críticas a partidos de la derecha tradicional y a sus instituciones, pero la ausencia de independencia política resultó en casi inexistente crítica al gobierno. Si bien siempre existió el humor y la ironía en las murgas, últimamente parece primar esto sin estar ligado a cuestiones sociales que afecta a los sectores populares y oprimidos.  
Esto que describo anteriormente por suerte no es monolítico y algunas murgas de a poco van expresando alguna crítica al gobierno, o al menos con un contenido de clase o anticapitalista. En dicho sentido quiero destacar algunos fragmentos de las propuestas de este 2015, qe de una manera u otra mantienen aquella tradición casi pérdida. Tal es el caso de La Gran Muñeca con el cuplé (fragmento temático del espectáculo) "de zurda", en el que dicen cosas como: "no quiero otra zurda que no haga cosas de zurda o gambeteen de zurda con la promesa de un gol(...) que sigan diciendo que somos de izquierda, que piensen que uno no entiende una mierda y de a poco se siga estirando la cuerda (...)no quiero aceptar un ser perseguido si voy a una marcha..." 
La Buchaca presenta un especctáculo muy político en general, que pasa de la crítica a Huidobro, la solidaridad con los 43 estudiantes mexicanos, pero destaco una frase simple y contundente: "las murgas me ensenaron que con nadie hay que casarse, pero ahora en el 2015 hay que pedir permiso para expresarse"         
   leer más:Carnaval y política   




No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba