lunes, 16 de febrero de 2015

Argentina: Jueces, fiscales e impunidades


  El 18F y la impunidad de la casta judicial. El control de las calles y el golpismo "suave". Las tensiones económicas de fondo y una crisis que sigue su curso.           
 Eduardo Castilla Comunicador Social - @castillaeduardo                     
 Como ya se ha mencionado aquí la marcha del 18F expresa, claramente un contenido reaccionario que intenta dar una salida por derecha a la crisis política e institucional en curso. Como lo vienen señalando -día a día- los distintos informes que el progresismo K debe sacar a la luz para deslegitimar la movilización, sus convocantes están marchando por la relación con los poderes políticos de turno de las últimas décadas, la complicidad en la impunidad -incluso de la misma causa AMIA- y por su participación en todo tipo de negociados turbios. 
La impunidad de los fiscales -y la prepotencia con la que actúan- es el resultado de las nulas transormaciones realizada en el ámbito de la "justicia". La "decada ganada2 lo fue también para jueces y fiscales. Nada lo evidencia mejor que la historia de los convocante al 18F, que transitaron muchos de sus años bajo el menenismo. 
Este domingo las editorialistas K -sin mucha contradicción- lo vuelven a poner de manifiesto. Martín Granovky realiza  un un breve racconto por la vida de Germán Moldes, uno de los fiscales convocantes al 18F: menemista de la primera hora y amigo de los negocios turbios, supo continuar su "carrera" bajo el kirchnerismo como un "operador silencioso" en los pasillos de Triunales. Mario Wainfeld, en la misma edición nos ilustra señalando  que "un grupo de fiscales, casi todos desprestigiados, lanzó la convocatoria a la marcha del 18F. Se dice a su favor que tienen años de experiencia, lo que disimula que fueron compadres del menenismo. Con tanto rodaje, algún ingenuo podría preguntarse por qué no ascendieron en el generoso escalaón de Tribunales. Para quienes anidan en Comodoro py una explicación es que son más podrosos con ese rango y lugar que en un cargo "superior". Otros "ingenuos" podrían creerse la mística discursiva contra las corporaciones. 
"La revolución de jueces y fiscales es una obra perfecta de una estirpe política torpe y engreída" culmina, sin tapujos. Morales Solá. La palabra "revolución" suena un poco fuerte. Aunque revoluciones hubo de todo tipo, hasta una 'Libertadora'".
leer más.Jueces, fiscales e impunidades  

No hay comentarios:

Ir arriba

ir arriba